Las propiedades nutricionales del famoso “León come gamba”

MasterChef, Alberto, Valencia y, sobre todo, “León come gamba”. Llevamos días oyendo la noticia, viendo vídeos, riendo con los ingeniosos chistes gráficos del famoso #leóncomegamba, obra de Alberto, uno de los participantes del concurso. Se pueden decir muchas cosas del peculiar plato con el que el joven valenciano alardeó de creatividad y valentía; sin embargo, nuestro equipo se especializa en salud y estilo de vida equilibrado. Por eso, hemos decidido que, si vamos a hablar del león más trending topic, hablaremos de sus bondades nutricionales.

Para preparar “león come gamba” necesitaremos: 1 gamba roja, 1 pimiento rojo, 1 patata hervida, 2 granos de pimienta rosa, 1 cayena, 6 hebras de azafrán, 500g tomate, 350g fresas, 80ml aceite de oliva virgen, 30ml vinagre suave, sal y pimienta. La receta es simple y la preparación consta de siete sencillos pasos.

Ahora bien, ¿qué nos aporta preparar un “original” plato de “león come gamba”? Desde luego, incluye unos ingredientes de lo más saludables y que, en combinación, resultan muy beneficiosos para la salud. Por ejemplo, la patata aporta mucha energía gracias a los carbohidratos, razón por la que, en el mundo, juega un papel vital en las situaciones de pobreza y malnutrición: es, por tanto, uno de los alimentos básicos. Aunque mejor que esté bien hervida y no medio cruda como proponía Alberto.

Por su parte, el pimiento tiene poco valor calórico pero lo compensa con altas dosis de vitamina B, C y antioxidantes. La gamba cuida la figura por ser baja en carbohidratos y aportan fósforo, yodo y mucha proteína de calidad. También son buenas para el bolsillo, son más baratas que otros mariscos, al igual que sus primos los camarones, ricos, riquísimos en vitaminas. Las especias, que harán de ojos del león y darán un toque de sabor, te cargarán de vitaminas, minerales y en ocasiones tienen efectos afrodisíacos.

Los condimentos (aceite, vinagre, sal) son muy comunes en la cocina y bien conocidas son sus propiedades nutricionales. Del aceite de oliva destaca la vitamina E, los antioxidantes y su capacidad para limpiar las arterias, retrasar la demencia y aumentar la memoria. Del vinagre nos quedamos con su eficacia para a la hora de regular la absorción de carbohidratos. Y la sal nos encanta porque previene el retraso del crecimiento y potencia el desarrollo intelectual, especialmente en edades tempranas.

¡No podemos olvidarnos de la salsa! Hecha con: tomates, una auténtica panacea de la gastronomía, que ha demostrado que reduce el riego de padecer cáncer de próstata y enfermedades cardiovasculares; y fresas, fuente de antioxidantes, refuerzos inmunológicos, bajas en calorías y con propiedades diuréticas y laxantes.

Está claro, la receta del “león come gamba” es un plato completo, nutritivo, equilibrado y perfecto para comer o cenar, aunque no tan perfecto para seguir participando en MasterChef.

Deja una respuesta