La importancia del orgasmo femenino

By 7 agosto, 2015enero 5th, 2017Salud

Mañana, día 8 de agosto, se celebra en todo el mundo el Día del Orgasmo Femenino; una celebración que nació en el pequeño pueblo de Esperantina, en Brasil, cuando el concejal Arimateio Dantas decidió dedicar este día a compensar todas las “deudas sexuales” que tenía con su esposa. La iniciativa de Arimateio se contagió rápidamente entre los hombres de la localidad, que acabaron por ser incluso obligados por ley a esforzarse en proporcionarle placer sexual a sus parejas. Desde entonces el 8 de agosto es conocido como el Día del Orgasmo Femenino.

Este día es especialmente celebrado en Dinamarca y Noruega, donde el Día del Orgasmo Femenino es casi una fiesta nacional donde se rinde homenaje a todas las mujeres que han luchado por acabar con los prejuicios de la vida sexual femenina.

El orgasmo femenino es tan importante como difícil de conseguir, ya que según un estudio del Instituto Kinsey de EEUU, tan solo un tercio de la población mundial femenina llega habitualmente al orgasmo. Pero no te preocupes, ya existen técnicas y trucos que te ayudarán a alcanzar el clímax y te facilitarán lograr tu plenitud sexual, con todos los beneficios que esto aporta. Y es que el orgasmo femenino es salud.

Disminuye el estrés y favorece la salud emocional. El sexo es un ejercicio aeróbico que ayuda a quemar calorías y aporta un placer físico que tiene como resultado la secreción de endorfinas; una sustancia que aporta sensación de relax y bienestar.

Alivia diversos dolores. Los orgasmos femeninos son capaces de aliviar dolores como la artritis, los dolores post-operatorios y los dolores de post-parto, gracias a las grandes cantidades de oxitocina que se liberan durante el clímax.

Minimiza el riesgo de problemas cardiovasculares. Las endorfinas, la oxitocina o la adrenalina que se generan durante el orgasmo actúan como vasodilatadoras, favoreciendo la circulación de la sangre y evitando que se formen coágulos.

Reactiva cuerpo y mente. Durante el orgasmo el cerebro se oxigena, aumentando a su vez los niveles de oxígeno en sangre; una sangre que circula por todo el cuerpo, reactivando la piel y todos los órganos internos.

Todo lo que rodea al orgasmo femenino es positivo, incluyéndolo a él mismo, por lo que no lo pienses más y ¡celébralo por todo lo alto!

Deja una respuesta