Personas con Síndrome de Down: consejos para asegurar su buena salud

By 28 agosto, 2014enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos, Salud

En Club Salud 24h nos hemos propuesto ser tu consultor de salud. Por eso, para cualquier duda que te pueda surgir dispones de un servicio de atención del cliente online y, si te es posible desplazarte, también cuentas con nuestras farmacias 24 horas localizadas en puntos estratégicos. Por supuesto, en nuestro blog se despliegan una infinita variedad de temas de consulta a los que damos respuesta.

No obstante, el tema de hoy no trata de nosotros, sino de la salud y el bienestar de las personas con Síndrome de Down. Lo cierto es que no se puede saber qué estado de salud presentarán estas personas, pero lo que es seguro es que una atención médica especial, de fuerte carácter preventivo, a menudo, les facilitará mucho la vida. Aunque antes de seguir, vamos resolver algunas cuestiones previas:

¿Qué es el síndrome de Down?

Se trata de una alteración genética que consiste en tener un cromosoma extra, o parte de él, en la pareja cromosómica 21, presentando 47 cromosomas en vez de 46. También se le llama “trisomía 21” por el triplicado del cromosoma 21. Actualmente, es la principal causa de discapacidad intelectual y la alteración genética humana más común, representaba en una de cada 700 concepciones.

El único factor de riesgo demostrado de tener un hijo con síndrome de Down es la edad de la madre. Si ésta supera los 35 años, las probabilidades de que el feto padezca trisomía 21 aumentan. Por otro lado, no tiene tratamiento ya que no se trata de una enfermedad, y aunque su estado de salud es similar a la de los otros niños, es conveniente estar atentos.

No podemos prever qué problemas presentará el niño con Síndrome de Down, ni con qué intensidad. La trisomía 21 puede asociarse con diversos problemas sanitarios como: cardiopatías congénitas, problemas visuales (miopía, hipermetropía, estrabismo y cataratas) o de la audición, enfermedad celiaca o del tiroides, problemas neurológicos y alteraciones de la conducta, entre algunos otros. La mejor prevención contra estos será el control sucesivo y un entorno social favorable que garanticen una óptima calidad y esperanza de vida.

En el l Programa Español de Salud para Personas con Síndrome de Down y en las recomendaciones de PrevInfad se exponen las actuaciones genéricas, más comunes y recomendadas, para los profesionales de la sanidad, a la hora de atender a personas con síndrome de Down, estableciendo un calendario mínimo de revisiones médicas periódicas.

Entre los problemas que pueden presentar estas personas se cuentan algunos de vital importancia, por ejemplo, los problemas neurológicos, que requieren trabajar anticipadamente el área congnitiva, del aprendizaje y la socialización a edades tempranas; de tiroides, sea hipotiroidismo o hipertiroidismo, se presentan hasta en un 45% de los casos; de audición o hipoacusia, es conveniente realizar una prueba en los primeros seis meses de vida y repetirla cada año o cada dos. También es recomendable realizar exploraciones de la boca y dientes a partir de los seis años y hacer revisiones frecuentes. A partir de los 8 años, se recomienda realizar estudios periódicos para la detección de maloclusión dentaria.

Deja una respuesta