Vitaminas para la vista cansada

By 1 abril, 2015enero 9th, 2017Salud

Vivimos en una época difícil para nuestros ojos. La sobrexposición a las pantallas, la contaminación ambiental, los químicos, la deficiente luz eléctrica y el exceso de estímulos oculares, son factores que contribuyen a perjudicar la salud de nuestra vista. En este caso, el tema principal es la vista cansada y los problemas que genera. Esta dolencia, también conocida como presbicia, afecta a los ojos, impidiéndoles enfocar correctamente y suele darse en pacientes de 40 ó 50 años, fruto de la edad.

En la farmacia de Club Salud son habituales los casos de presbicia entre los clientes que, con frecuencia, preguntan por gotas, gafas, vendas oculares, ¡y hasta parches! Sin embargo, la solución puede ser mucho más sencilla: echar mano de las vitaminas y antioxidantes. Con un consumo adecuado, y equilibrado, de alimentos ricos en vitaminas, podemos prevenir este problema o, en todo caso, ralentizar su aparición. Toma nota de nuestra selección de “nutrientes pro-vista”.

El primer antioxidante que debes apuntar es el ácido alfalipoico, que combate la acción de los radicales libres y optimiza la absorción de las vitaminas C y E. El ácido alfalipoico se puede encontrar en las carnes rojas, las zanahorias, el brócoli, la patata y las espinacas. club-salud-vista-cansada-enfermedad-ocular-degeneracion-presbicia-ojos-02

El gluconato de cobre, presente en la carne de hígado, el marisco y los frijoles, estimula la producción de hemoglobina, produciendo una mejora en la oxigenación del cuerpo y la circulación sanguínea y especialmente valioso porque previene la pérdida de visión.

Por su parte, la luteína (frutas y verduras amarillas, naranjas y rojas) previene la degeneración y desgaste de la retina; y entre los múltiples beneficios del cromo, propio de los huevos, las espinacas y el germen de trigo, se encuentra la de ayudar a evitar la fatiga derivada de la sobrexposición a las pantallas.

Existen numerosas fuentes de vitaminas antioxidantes que debes incluir en tu dieta diaria y que, incluso, pueden mejorar la vista (siguiendo la dieta antioxidante). Porque, además de los ya mencionados, la exposición a la luz y al oxígeno, la incidencia de los rayos ultravioleta y el consumo de sustancias nocivas, provocan estrés oxidativo y esto, inicialmente, puede generar presbicia, degenerando hacia otras enfermedades de los ojos como las cataratas, el glaucoma o el desgaste macular.

En Club Salud siempre decimos que la información es un arma muy poderosa, por eso disponemos de nuestro Blog Saludable al que puedes acudir para resolver tus dudas y aprender las muchas formas de cuidar y garantizar un buen estado de salud.

Deja una respuesta