Un fármaco contra la tensión arterial podría usarse contra las adicciones

Por 8 julio, 2015 enero 9th, 2017 Actualidad

Las adicciones se consideran una enfermedad cerebral y se produce, principalmente, cuando los circuitos cerebrales implicados en la recompensa generan fuertes conexiones entre el consumo y la recompensa. Por otro lado, su origen, además de guardar relación con los niveles de dopamina y el circuito de recompensa, también se atribuye a factores ambientales, psicológicos y genéticos del paciente.

Resulta muy interesante la teoría del doctor Johann Hari, quien afirma que las adicciones no tienen su origen en las drogas, sino en la ausencia de conexiones humanas, esto es, el adicto presenta importantes carencias afectivas y no se siente conectado consigo mismo, con sus seres queridos, la sociedad, la naturaleza y otros elementos de su entorno. La idea surgió a partir de un largo periodo de experimentación y la observación del trabajo de otros expertos, como Bruce Alexander y su Rat Park.

Por supuesto, su teoría también explica por qué existen drogas que sirven para combatir los efectos de adicción de otras drogas. Como la psilocibina, ingrediente activo de algunos hongos, que elimina el tabaquismo con un 80% de eficacia; o como la ibogaína y la ayahuasca, que han demostrado ser efectivas para tratar el alcoholismo y la adicción a la cocaína. Y, en este caso, también existe un fármaco contra la tensión que podría ayudar a solucionar los problemas de adicción.

Se cree que este medicamento permitirá “recablear” el cerebro, promoviendo que el paciente “olvide” su adicción. Lo mejor de esta historia es que el fármaco ya existe y es un remedio contra la tensión arterial alta, compuesto por la molécula isradipina. Aunque aparentemente uno y otro tratamiento no parecen tener mucho en común, la isradipina es igualmente efectiva para ambos.

La isradipina produce el bloqueo de un tipo de canal iónico presente en el corazón, los vasos sanguíneos y algunas células cerebrales. Al bloquear este canal celular, los médicos pueden subsanar las alteraciones (deshacer el “recableado”) generadas por la adicción y eliminar los recuerdos subyacentes que relacionaban el consumo de las drogas con las sensaciones positivas de recompensa.

Aunque ya conocemos el componente, la isradipina, en Club Salud siempre recomendamos la supervisión de un experto en medicina y salud que garantice la idoneidad del tratamiento, ¡es importante evitar la creencia de que la automedicación es positiva en algún sentido!

Un comentario

Deja un comentario