Trastornos neurológicos crónicos: neuralgia al trigémino

By 1 octubre, 2014enero 9th, 2017Actualidad, Salud

“Neuralgia al trigémino” puede parecer un trabalenguas; sin embargo, es el nombre que recibe uno de los trastornos nerviosos más frecuentes y dolorosos que afecta, principalmente, a mujeres de alrededor de 40-50 años. La enfermedad causa un dolor punzante, o de tipo electroshock, en diferentes partes de la cara (especialmente en el hemisferio derecho) y se ha calificado como uno de los más intensos. La frecuencia media de casos de neuralgia al trigémino, también conocido como “tic doloroso” se sitúa en torno a cuatro pacientes cada mil habitantes por año. 

Viene provocada por el nervio trigémino que le da nombre. Este nervio transmite las sensaciones de tacto y dolor desde la cara, los ojos, la boca y los senos paranasales hasta el cerebro. Un tic doloroso puede ser causa de una presión sobre el nervio trigémino provocada por un tumor o un vaso sanguíneo inflamado, aunque también puede no tener causa.

Lo que sí es posible identificar es los síntomas, tales como: sentir espasmos dolorosos, a modo de pulsaciones eléctricas intermitentes de corta duración; el dolor, por lo general, predomina en un lado del rostro; y puede desencadenarse por contacto o por sonidos. Es posible que aparezca durante el desarrollo de actividades cotidianas como cepillarse los dientes, beber o comer, masticar, afeitarse, etc.

¿Existen factores de riesgo? Sí, por ejemplo, la raza, el consumo de alcohol o el tabaco, aunque no son determinantes. En personas jóvenes, eso sí, se deben descartar otras causas como cuadros tumorales, enfermedades desmielinizantes y/o ser idiopática. 

Para diagnosticar la neuralgia deberemos realizar un examen de sangre, resonancia magnética de la cabeza y pruebas de reflejos del trigémino. Si diera positivo, pasaríamos a la fase de tratamiento. Inicialmente, sólo contempla la administración de medicamentos (anticonvulsivos, relajantes musculares como el baclofeno y antidepresivos tricíclicos) que ayudarán a calmar el dolor y la proporción de los ataques. 

En caso de requerir cirugía para aliviar la presión sobre el nervio, existen diversas técnicas: extirpar el vaso sanguíneo por descompresión microvascular o DMV; electroestimulación; cortar parte del nervio trigémino o destruirlo, en parte o entero, por radiofrecuencia (sonda) o una inyección de glicerol (aguja); radiocirugía estereotáctica (un bisturí de rayos gamma); microcompresión con globo percutáneo; y, cuando ésta sea la causa; extirpación del tumor.

Un comentario

  • Soy Patricia, padezco de un tipo de neuralgia de senos paranasales frontales y maxilares reactiva a las temperaturas exteriores inferiores a 14/15 grados centígrados, por lo que trato de tener permanentemente la frente cubierta, así evito generalmente los dolores permanentes.
    Algunos médicos clínicos me han sugerido puede ser neuralgia del trigémino y otros efecto de sinusitis crónica. Sólo se ha comprobado a través de Rx la sinusitis maxilar. Sin otro tipo de estudios.
    Debo agregar que además, soy una paciente con dolor crónico por discopatías degenerativas, con protrusión discal L4, L5, S1., y que, en los últimos seis (6) meses me ha aparecido una fascitis plantar.
    No existe día en el cual pueda disfrutar una vida “sin dolor”, lo que me trae aparejado dificultad para la familia y la interactuación social.
    Deseo una orientación para corroborar diagnóstico dolores neurálgicos.
    Cordialmente.
    Patricia Perusset.

Deja una respuesta