Trastorno por déficit de atención: tratamiento con medicamentos

By 10 septiembre, 2014enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos, Salud

Hace unos días, en el blog de Club Salud 24h, hablamos sobre el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y su tratamiento psicológico. También apuntábamos que, si los síntomas del TDAH alteran en exceso a su día a día, es necesario recurrir a un tratamiento combinado que incluye la administración de medicamentos. En España hace más de 70 años que se conocen los beneficios de los fármacos sobre la conducta hiperactiva; sin embargo, sólo se comercializan desde hace poco más de 25 años.

Cuando hablamos de fármacos para el tratamiento del TDAH, hablamos de años de investigación, de alta eficacia y seguridad, de un 70-80% de respuestas favorables a su consumo y de escasos efectos secundarios:

– Con los estimulantes metilfenidato– se puede padecer pérdida de peso y de apetito, insomnio de conciliación, dolor de cabeza y, de forma mucho más infrecuente, tics e inquietud.

– Con los no estimulantesatomoxetina es posible advertir pérdida de peso y de apetito, somnolencia, síntomas gastrointestinales y/o mareos). Además, estos fármacos no producen tolerancia, ni dejan de ser eficaces a largo plazo; sólo por motivos de crecimiento (aumento de talla y peso) puede ser necesario aumentar la dosis.

El tratamiento es individualizado y debe estar supervisado por un médico que evalúe si la respuesta del paciente a las cuotas es favorable o está correctamente orientada. El inicio de la terapia con medicamentos, a menudo, consiste en tantear la reacción a unos y otros fármacos para encontrar la dosis adecuada. Por lo general, la receta incluye metilfenidato de liberación inmediata, metilfenidato de liberación prolongada y atomoxetina. Cada uno de ellos tiene su propia pauta de administración y consumo.

Con estos fármacos los síntomas se reducen, mejorando el rendimiento escolar y el comportamiento del niño y favoreciendo las relaciones sociales, tanto en casa como fuera de ella. Sin embargo, a la hora de administrar fármacos a sus hijos, la pregunta que asalta a los padres es si éstos pueden generar una adicción.

Hasta hoy, no existen evidencias científicas que revelen que estos tratamientos generen adicción, aunque está demostrado que los pacientes con TDAH medicados presentan menos problemas de consumo de drogas que los que no se someten a tratamiento farmacológico.

Por último, desde Club Salud queremos recordarte que, el tratamiento farmacológico siempre debe apoyarse en las intervenciones psicológicas y psicopedagógicas, ya que mitigar los efectos del TDAH no es productivo sin una re-educación.

Deja una respuesta