¿Son más sanos los edulcorantes que el azúcar refinado?

Hace unos días, publicamos un artículo sobre los beneficios de eliminar y reducir el azúcar de tu dieta; ahora bien, ¿es más sano el azúcar o los edulcorantes? La realidad es que hoy, tanto el azúcar blanco como los edulcorantes, están fuertemente presentes en muchos alimentos que consumimos diariamente. La elección de uno u otro suele estar condicionado por el contenido calórico, sin embargo, ambos son igualmente nocivos y aportan pocos beneficios nutricionales.

En Club Salud hemos analizado el azúcar refinado y el edulcorante en detalle, y ahora te presentamos las conclusiones de forma sencilla para que puedas sacar las tuyas propias:

El consumo de azúcar…

– Aunque es de origen natural, pues proviene de la caña de azúcar, no aporta nutrientes ya que, durante la fabricación y refinado, pierde las vitaminas y los minerales.

– Se relaciona con enfermedades cardiovasculares y el incremento de la obesidad porque incentiva la acumulación de grasa corporal, bloqueando las arterias y capilares.

– Puede generar el desarrollo de la diabetes, especialmente cuando existe predisposición genética.

– Favorece la desmineralización y provoca caries.

– Recientes estudios lo relacionan con el desarrollo de las úlceras de estómago, debido a la irritación que generan en la mucosa gástrica.

El consumo de edulcorantes…

– El estrés oxidativo que produce el aspartamo, una variedad de edulcorante, provoca daños celulares, sobre todo en el cerebro, incrementando el riesgo de tumores cerebrales y la muerte de sus células.

– La sacarina favorece que algunos edulcorantes provoquen dolor de cabeza, diarrea, problemas respiratorios, erupciones e inflamación de la piel, y otros síntomas característicos de una reacción alérgica.

– Muchos estudiosos lo han relacionado con la proliferación de algunos tipos de cáncer y la alteración del metabolismo orgánico que conlleva, sorprendentemente, a un aumento de peso a largo plazo.

– El aspartamo presenta ciertos aminoácidos que actúan como una neurotoxina. Si se consume durante un tiempo prolongado, acorta la vista y provoca pérdida de audición.

Lo ideal sería consumir los alimentos sin alterar su sabor original, evitando los endulzantes. Si no es posible recomendamos: (1) reducir la ingesta de productos light y todo lo que contenga edulcorantes, (2) sustituir el azúcar blanco por el azúcar negro, que aún conserva algunos minerales y vitaminas, aunque no es una cantidad muy significativa, (3) preferir otros productos más naturales como la miel, en todas sus variedades. Sea como sea, aconsejamos reducir o eliminar tanto el azúcar como los edulcorantes.

Deja una respuesta