Psoriasis: una enfermedad de por vida

By 21 enero, 2015enero 9th, 2017Salud

Cuando decides abrir una farmacia, decides formar parte de la vida de la gente. Decides escuchar y atender a tus clientes, conocer sus problemas y tratar de ser parte de la solución. En la farmacia de Club Salud, puntualmente, hemos atendido a personas con gripe, con la tensión alta, con calenturas, con picores en zonas intimas, etc.

Personas con problemas puntuales a los que ayudamos a remediar el inconveniente de forma inmediata. Sin embargo, existen otro tipo de pacientes, aquellos con una enfermedad crónica, del tipo de dolencia que requiere un tratamiento constante, de por vida.

Es el caso de las personas que padecen psoriasis, una afección cutánea que provoca irritación y enrojecimiento de la piel que, por lo general, provoca la aparición de gruesos parches de color plateado-blanco intercalada con áreas de piel enrojecida y escamosa. También puede manifestarse en forma de caspa abundante, dolor articular, lesiones genitales y decoloración o alteraciones exageradas en las uñas.

club-salud-enero-psoriasis-infografía-enfermedad-de-la-piel-1.

Suele presentarse entre los 15 y 35 años, y se transmite por herencia genética, de padres a hijos, esto es, no se trata de una enfermedad contagiosa. De hecho, se trata de un trastorno autoinmune, por el que el cuerpo ataca por error e inflama o destruye tejido corporal sano.

Para comprenderlo bien, debemos conocer el procedimiento de renovación de la piel. En casos normales, las células cutáneas sanas crecen en la base de la piel (la parte profunda) y suben hasta la superficie una vez al mes. En caso de padecer psoriasis, este proceso ocurre demasiado rápido y las células muertas se acumulan en la superficie, de ahí las escamas. Suelen aparecer, especialmente, en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la parte media del cuerpo, aunque cualquier parte del cuerpo es susceptible de manifestar la afección.

Existen cinco tipos de psoriasis: eritrodérmica, en gotas o guttata, inversa, en placa y/o pustular. El tratamiento general se divide en: tratamientos tópicos (lociones, ungüentos, cremas y champús para la piel, de fácil adquisición en nuestras farmacias); tratamientos sistemáticos o generalizados (pastillas o inyecciones que afectan la respuesta inmunitaria del cuerpo); y fototerapia, que utiliza luz ultravioleta A (UVA) o luz ultravioleta B (UVB), según considere el experto, para controlar los efectos de la psoriasis sobre la piel. También es posible controlar la psoriasis con antibióticos.

Dada la diversidad de tratamientos posibles, es muy importante consultar con el médico. Por supuesto, en Club Salud estaremos encantados de resolver cualquier duda, ¡contáctanos!

Deja una respuesta