¿Por qué me pican los mosquitos? Claves para evitarlo

Por 15 agosto, 2016 enero 5th, 2017 Consejos / Tratamientos
Cómo evitar la picadura de mosquito

¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y no a otras? Los mosquitos huelen las sustancias que emite el cuerpo humano desde grandes distancias. El propio metabolismo y la química del cuerpo humano juegan un papel protagonista a la hora de que una persona se vea más o menos afectada por picaduras de mosquitos, atraídos por el olor corporal. Presta atención: te explicamos cómo evitar las picaduras de mosquito.

Cuanto mayor sea la cantidad de dióxido de carbono emitida por una persona, mayor facilidad tendrá el mosquito para identificar su objetivo, fuente de sangre fresca. La emanación de dióxido de carbono aumenta con la edad, lo que expone más a las personas mayores.

Sustancias como los ácidos carboxílicos, el amoníaco y el ácido láctico sirven de radar a los zancudos. Esta última sustancia química es esencial para la especie portadora del virus del dengue y la fiebre amarilla. Además, el dióxido de carbono que desprendemos al respirar, junto con el calor y la humedad, son otros factores que favorecen las picaduras de mosquito.

Estudios recientes señalan que las mujeres embarazadas padecen casi el doble de picaduras. No es extraño, pues en la última etapa de gestación, las embarazadas exhalan un 21% más de dióxido de carbono, atrayendo más a los mosquitos. También los deportistas son el blanco perfecto de los mosquitos: cuando las personas hacen ejercicio y sudan, estos insectos detectan el movimiento y se dirigen hacia ellas.

¿Cómo podemos evitar las picaduras?

Es imprescindible mantener una buena higiene y ducharse por las noches para minimizar el riesgo de picaduras. Esto mantendrá alejados a los mosquitos durante algunas horas, hasta que volvamos a transpirar entrada la noche. La salvia, el eucalipto, el tomillo, el comino y la canela son otro remedio efectivo, ya que son plantas antimicrobianas que actúan como repelente.

Los perfumes son un reclamo para los mosquitos; la emanación de olor floral y dulzón les atrae mucho. También tus movimientos llaman su atención, pues los mosquitos escogen a su víctima con más facilidad al detectar su movimiento. La vestimenta es otra cuestión clave: cuando te vistes con colores oscuros, en especial el rojo y el negro, estás atrayendo a estos insectos. Por último, también influye la alimentación: beber cerveza o comer queso, según una investigación japonesa, demostró que aumenta la probabilidad de sufrir más picaduras de mosquito.

¿Les atrae la sangre?

Los mosquitos no pican para alimentarse de nuestra sangre. Este mito que hemos oído toda la vida es falso: se alimentan del néctar de las flores y las frutas. Tampoco es verdad el mito de que algunas personas tienen la “sangre dulce”.

Son las hembras las que pican, porque los machos no necesitan el contacto con mamíferos (al no poner huevos). Las hembras inyectan su saliva en nuestra piel, para consumir las proteínas que necesitan y de esta forma, concluir su fertilidad. Cuando han acabado, parte de esa saliva es la que queda en nuestra dermis despertando una irritación que viaja por las fibras nerviosas hasta el cerebro, que es el que nos ordena rascarnos.

¿Por qué no debemos rascarnos?

Cuando frotamos, se estimulan las terminaciones nerviosas más próximas. La sensación de picor se dispersa a un área mayor, perdiendo intensidad y produciéndose una sensación de alivio. Sin embargo, cuanto más nos rascamos, más necesitamos hacerlo. Esto ocurre porque cuando el dolor adquiere cierta magnitud, nuestro Sistema Nervioso Central libera sustancias analgésicas para atenuar la sensación de dolor. Sin embargo, estas mismas sustancias aumentan la sensación de picor estimulando las fibras nerviosas. Al final, se cierra un círculo vicioso de picar y rascar del que es muy complicado escapar.

Por qué me pican los mosquitos claves para evitarlo 2

Algunas recomendaciones a tener en cuenta

No dejes agua acumulada en ningún rincón de tu hogar. Los mosquitos utilizarán el agua acumulada en los platos de las macetas como hábitat. Si tienes jardín, utiliza productos específicos para acabar con las larvas.

Instala mosquiteras en las ventanas de tu casa. Cubre también el cochecito y la cuna del bebe con una tela, ya que los niños son un blanco fácil.

Rocía productos específicos contra mosquitos en el ambiente doméstico para acabar con ellos.

Utiliza productos repelentes contra mosquitos; se pueden aplicar sobre la ropa o directamente sobre la piel. Los tienes en forma de crema, spray, toallitas o parches.

Consulta en nuestra farmacia, existen productos muy eficaces para repeler a todos estos intrusos, adecuados a cada persona y edad.

¡Pueden llegar a convertirse en una auténtica pesadilla!

Deja un comentario