Pasta dentífrica para una sonrisa bonita

By 8 noviembre, 2013enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos

Una sonrisa bonita es un arma de seducción social. Con una sonrisa conquistas a todos: hombres, mujeres, niños, jefes, tenderos, camareros o cualquier chico o chica de los recados que, en un momento, puede hacernos el favor de nuestra vida. A menudo, de hecho, la sonrisa de una persona puede hacer que nos “enamoremos” de esa perfecta alineación de dientes blancos con cierto aroma a menta fresca.

Muchos pensarán que la clave es cepillarse mucho los dientes, pero existen una gran cantidad de tratamientos complementarios para mantener una boca sana. No debemos olvidarnos, por ejemplo, de las encías. ¿Y qué hay de esas muelas que están al final de la cola y, muchas veces, no reciben su buena dosis de dentífrico? Tampoco es conveniente evitar otros métodos de higiene como pasar el hilo dental, al menos, una vez al día. Pero empecemos por lo básico: la pasta dentífrica.

La Academia de Odontología General recomienda consultar qué tipo de pasta de dientes necesitamos antes de comprar. “Si no se presta atención, se puede terminar causando daño a la dentadura”, señala Bryan Edgar, DDS, portavoz de la Academia de Odontología General. “Los ingredientes abrasivos que hay en algunas pastas pudieran ser demasiado fuertes para las personas que tengan dientes de gran sensibilidad”.

Una vez escogemos la adecuada, tenemos más indicaciones. Por ejemplo, la dosis adecuada de pasta de dientes es equivalente a un centímetro -o lo que es lo mismo, el tamaño de un guisante-. El modo correcto de realizar el cepillado es introducir el cepillo de dientes a un ángulo de 45 grados por la parte interna y externa de los dientes y pasar las cerdas entre ellos, haciendo un ligero movimiento circular. Este proceso debe repetirse después de cada comida, esto es, una media de tres veces por día.

pasta-dentifrica-para-una-sonrisa-bonita-club-salud-24

Por supuesto, no te olvides de la lengua y el paladar. Son zonas que también acumulan bacterias y, a menudo, no quedan tan limpias como debiera. El cepillo que usemos debe tener unas cerdas suaves, o no demasiado duras; De otro modo la dañamos, pudiendo provocar su sangrado. Por otro lado, también es recomendable complementar el cepillado con un colutorio e hilo dental diario.

En la Farmacia podemos encontrar numerosos productos para el cuidado bucal que se adaptan a nuestra situación y necesidades. Marcas como Lacer, Bexident, Vitis, Fluocaril, Oraldine, Parogencyl, Gum o Sensodyne son algunos aliados para el buen mantenimiento de la salud bucal. Confía en tu farmacéutico y consulta cuál es el más apropiado.

Fuentes 1 2

Deja una respuesta