Ortorexia: la obsesión por la comida saludable

¿Empleas muchas horas pensando en lo que vas a comer? ¿Gastas mucho dinero en productos alimenticios sanos? ¿Estás obsesionado por lo que comes cada día? Estas son algunas de las preguntas que realizan muchos nutricionistas a aquellas personas que muestran síntomas de padecer ortorexia, un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana. Hoy en Club Salud planteamos, ¿cómo puede ser que enfocarse en los alimentos sanos pueda ser malo? 

Lo cierto es que este trastorno, que obliga a seguir una dieta que excluye la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y las sustancias artificiales que pueden dañar el organismo, empieza como un inocente intento de comer más saludable, pero el ortoréxico se fija en la calidad y la pureza.

Poco a poco, éste se vuelve más y más obsesivo por qué y cuánto comer, y cómo hacer frente a los deslices. Cada día es un día para comer bien y su autoestima se ve envuelta en lo más o menos “pura” que sea su dieta, sintiéndose superior a otros, especialmente en lo que respecta a la ingesta de alimentos.

CAUSAS

Si bien durante los últimos años, la sociedad se ha vuelto cada vez más exigente con los estereotipos de belleza que se imponen y ello ha llevado a obsesionarse con la alimentación, sus síntomas obsesivos compulsivos pueden ser un efecto de la inanición en lugar de una causa del trastorno.

Se ha observado además, que muchas personas que han sufrido anorexia nerviosa, al recuperarse optan por introducir en su dieta sólo alimentos de origen natural, cultivados ecológicamente, sin grasa o sin sustancias artificiales que puedan causarles algún daño.

SÍNTOMAS

A diferencia de la mayoría de los trastornos alimentarios, las personas con ortorexia van a ser muy abiertas acerca de sus reglas de alimentación. Se enorgullecen y no se abstienen de decirlo a los demás.

Asimismo, están constantemente preocupadas por los alimentos. Pasarán horas del día pensando en la planificación y preparación de sus comidas, especialmente cuando por trabajo, han de comer fuera de casa. Es común que los ortoréxicos sigan reglas estrictas en sus menús, como eliminar por completo ciertos alimentos. Si se alejan de estas reglas auto-impuestas, se sentirán culpables.

TRATAMIENTO

A pesar de que, en un principio, el apoyo de los familiares y personas cercanas al paciente será lo más importante para hacerles entender y reconocer su obsesión por la comida saludable, el tratamiento de las personas que sufren ortorexia debe combinar la terapia psiquiátrica con la farmacológica.

Un comentario

  • Daniel dice:

    Muy interesante. Creo que es una enfermedad que cada día afecta a más personas sin que nos demos cuenta. Gracias por compartirlo

Deja una respuesta