Mononucleosis, la enfermedad del beso

By 14 noviembre, 2014enero 9th, 2017Salud

Cuando compartes la barra de labios con una amiga, cuando usas sus toallas, cuando toses frente a alguien sin taparte la boca y, sobre todo, cuando te enamoras y besas en los labios a ese alguien especial, puedes estar abriendo la puerta, sin saberlo, al virus de Epstein-Barr, perteneciente a la familia del herpes. Sin ninguna intención de alarmar, en Club Salud 24h solo queremos darte a conocer la rara y común “enfermedad del beso”. Pero, ¿qué se esconde detrás de este “bonito” nombre?

Viaja por todo el mundo, de saliva a saliva, castigando ‘los deslices’ de los más jóvenes con una enfermedad que ha sido bautizada con el nombre de la enfermedad del beso. Pero tras este “bonito” nombre se esconde el real, el técnico: mononucleosis infecciosa.

¿Qué es y a quién afecta principalmente?

Es una infección viral que causa fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos, especialmente en el cuello y afecta o escoge principalmente a escolares, adolescentes y jóvenes adultos.

Una vez que se contrae la enfermedad ya se pertenece a la lista de damnificados de por vida. Y es que este virus nunca acaba de abandonar el organismo; aunque inactivo o latente encuentra un hueco para siempre en algunas células de la garganta y en la sangre.

Cada cierto tiempo, además, se reactiva y habita en la saliva de las personas infectadas, pero, por suerte, generalmente no vuelve a acompañarse de ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostica?

La mononucleosis puede comenzar lentamente con fatiga, indisposición general, dolor de cabeza y de garganta. Este último empeora lentamente. Las amígdalas se inflaman y desarrollan una cubierta blanca amarillenta. También los ganglios linfáticos del cuello con frecuencia se inflaman y se tornan dolorosos. Se puede presentar una erupción rosada similar a la del sarampión y es más probable si uno toma ampicilina o amoxicilina para la infección de la garganta.

Los síntomas son tan parecidos a las de otros trastornos, como la gripe o la infección de garganta, que la única manera de confirmar la enfermedad es acudir al médico, quien, tras examinar al paciente y realizar los exámenes de sangre pertinentes, contará con las pruebas necesarias para verificar su existencia.

En Club Salud 24h te aconsejamos acudir a tu médico ante cualquier síntoma común de los que dicha enfermedad presenta y realizar mucho reposo.

Deja una respuesta