Manchas en la piel: ¿Por qué aparecen y cómo combatirlas?

By 12 marzo, 2014enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos

Durante la infancia, las ronchas enjorecidas; durante la adolescencia, el acné; y cuando ya creemos que las hormonas no pueden darnos otro revés, ¡ahí están las manchas! En Club Salud hablaremos sobre esas anti-estéticas alteraciones del color uniforme de la piel que, con frecuencia, aparecen en la cara.

Estas manchas en la piel, producidas por una alteración hormonal, con motivo de un embarazo o el uso de tratamientos hormonales como los anticonceptivos, se conocen como “melasmas” y tienden a ser más visibles en la zona inmediatamente superior al labial, las mejillas y la frente.

No obstante, las alteradas hormonas no son el único motivo por el que pueden generarse manchas en la piel. La primera “diferenciación” es por colores: blancas, ligeramente más pálidas, rosadas, rojizas y/o en diferentes tonos marrones. Ésta última es la que suele motivar el mayor número de consultas. Suele generarse por un exceso del pigmento habitual de la piel, conocido como melanina, o por un aumento de la cantidad de células que producen este pigmento.

La exposición al sol también es uno de los factores determinantes en la producción de manchas. En algunos casos, oscurece las manchas de forma transitoria, como ocurre con las efélides (pecas) o los nevus (lunares), los cuáles tienden a aparecer en edades tempranas y no precisan de tratamiento.

manchas-en-la-piel-por-que-aparecen-y-como-combatirlas-

En otros casos, el oscurecimiento de una determinada zona de la piel es permanente, como ocurre con el melasma o los léntigos solares, habituales en la cara, las manos o el escote. Está demostrado que estas manchas asignan, a la persona que las padece, una edad 10 años superior e, incluso, da la sensación de llevar un estilo de vida y disponer de una salud más precaria. Una percepción, a menudo, alejada de la realidad.

Por ello, es habitual que los pacientes deseen eliminarlas. Para ello se utilizan métodos como el láser o la crioterapia, que usando el frío congela la zona afectada. Sin embargo, en Club Salud creemos que “es mejor prevenir que curar”. Por eso, para evitar la aparición (o reaparición) de manchas en la piel, de uno u otro tipo, es imprescindible cuidarse del sol.

Esto es, usar protección solar, combinando las medidas-barrera como gorras, sombreros, gafas de sol o una buena sombra, con las cremas con filtro solar, aplicadas 20 o 30 minutos antes de la exposición al sol y re-aplicadas cada 4 horas mínimo para mantener el efecto protector.

Ahora que llega el calor, busca en tu farmacia las cremas más adecuadas para conseguir mantener una piel uniforme, sana y bonita. ¡En Club Salud 24h estaremos encantados de aconsejarte!

Deja una respuesta