Gases intestinales, ¿por qué se generan y por qué son saludables?

By 30 mayo, 2014 enero 9th, 2017 Consejos / Tratamientos, Salud

Aunque no nos gusta admitirlo, las personas deben liberar gases intestinales unas 14 veces al día. Un dato interesante con el que introducir nuestro tema de hoy en Club Salud: los “pedetes”. De los gases, en general, la gente sabe bastante poco: se sabe que se producen debido a la digestión y que si se quedan “atrapados” en el intestino pueden causar dolores de barriga. Pero ¿y cómo se producen? ¿Hay solución? En este artículo del Club Saludable, te contamos algunos interesantes datos sobre los llamados “pedos”.

Eructos, “ruidos”, hinchazón abdominal y flatos son algunas expresiones que adoptan los gases intestinales. Existen tres causas o antecedentes que favorecen la presencia de gases (nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano) en el intestino:

  1. El aire que tragamos es el principal origen de la presencia de gas en el estómago.
  2. La producción de gas, fruto de la fermentación bacteriana de algunos alimentos, dentro del propio intestino. Cuando estos alimentos llegan al colon, las bacterias usan una parte del gas como sustrato energético, mientras que otra es absorbida por las células intestinales y sólo una pequeña cantidad se expulsa a través del ano.
  3. El paso del gas desde la sangre al intestino a través de un mecanismo de membrana. Un proceso que también se produce a la inversa, es decir, del tubo digestivo a los vasos sanguíneos, transportando el gas hasta los pulmones y expulsándolos por la respiración.

Lo cierto es que gran parte del gas que tragamos es eructado y sólo una pequeña cantidad pasa al intestino delgado y al colon. Y, de esa pequeña cantidad, una aún más pequeña sale por “la puerta de atrás”. De no expulsarse, puede producir molestias e, incluso, intensos dolores abdominales.

Muchas personas que sufren estos dolores, con frecuencia, muestran dificultades en la progresión del gas por el intestino o una mayor sensibilidad frente a la distensión intestinal que les produce dolor. Por eso mismo, es importante diagnosticar bien el caso, pues los medicamentos contra la retención de gases no son efectivos en estos casos.

Aunque si la retención se debe a la fuerza de voluntad, ¡déjate de vergüenzas! Si quieres favorecer la eliminación de gases, Club Salud te puede ayudar. Pregunta a tu farmacéutico sobre el tratamiento más adecuado para ti y, sino, como suelen decir: ¡mejor fuera que dentro!

Deja una respuesta