Los cinco aceites esenciales que tu piel necesita

Por 29 marzo, 2016 enero 5th, 2017 Consejos / Tratamientos

Como sabrás, la piel de nuestro rostro necesita regenerarse, como mínimo, en cada cambio de estación. Y es que los cambios ambientales afectan directamente a la salud y al aspecto de nuestro cutis y, por eso, debemos prestar especial atención a qué cuidados específicos nos está pidiendo nuestra piel y, sobre todo, aplicar productos que no la agredan, es decir, lo más naturales posible, como los que hoy te traemos en nuestro Blog Saludable: los aceites esenciales, 100% naturales y sin aditivos. ¡Toma nota de estos cinco aceites de belleza que hemos considerado “esenciales” para tu piel y tenla lista para la llegada del verano! 

  • Rosa Mosqueta: el regenerador.

Estimula la producción de colágeno -esencial para la elasticidad y juventud cutáneas-, reduce las arrugas y líneas de expresión, mejora las manchas, las cicatrices y las estrías -su textura y tono-, repara y regenera la piel después de la exposición solar, y mantiene los niveles de humedad de esta. Una maravilla de aceite, vaya.

  • Jojoba: el que equilibra.

Actúa como un sustituto del sebo hidratante natural y es apto también para las pieles grasas y con acné -equilibra la producción de sebo-. Va muy bien para tratar las quemaduras solares, los eczemas y la psoriasis. Además, sella la humedad y equilibra los niveles de pH de la piel y el cabello, por lo que te vendrá bien si tu pelo es quebradizo.

  • Argán: el antioxidante.

Se trata de uno de los aceites más antioxidantes y por eso está especialmente aconsejado en pieles sin brillo, apagadas o envejecidas. Además, conviene incluirlo en cualquier mezcla de aceites vegetales y esenciales para alargar la vida del producto.

  • Siempreviva: el cicratizante.

No es de los más conocidos, pero sus propiedades cicatrizantes nada tienen que envidiar al de otros aceites esenciales más comerciales. estimula la regeneración de la piel y la circulación linfática y sanguínea, por lo que resulta un aceite eficaz en pieles estropeadas por la incidencia de los rayos solares.

  • Lavanda: el imprescindible.

Es el primero con el que se recomienda empezar a experimentar cuando no se tiene práctica en el mundo de la aromaterapia. Su propiedad más destacable es su acción regeneradora de la piel. Estimula el crecimiento celular y, por lo tanto, es uno de los aceites más indicados en pieles estropeadas, heridas y quemaduras, etc.

¿Ya has elegido el tuyo? Te decimos ahora cómo debes aplicarlo para que tu piel no se pierda ni una sola de sus propiedades beneficiosas:

Paso 1: Toma 5 gotas en la palma de tus manos, y frota para calentar el producto. Inhala a continuación el aroma acercándolas a tu nariz. Inspira profundamente.

Paso 2: Coloca tus manos a los lados de la nariz y muévelas de manera ascendente hacia tu frente.

Paso 3: Desliza tus manos hacia tus orejas y entonces, baja hacia los lados de tu cuello.

Paso 4: Presiona ligeramente con tus manos en la base de tu cuello.

Deja un comentario