La importancia de hacer un uso racional de los medicamentos

By 28 julio, 2014enero 9th, 2017Actualidad

¿Sabías que más del 50% de los medicamentos se prescriben y se venden de forma inapropiada, y la mitad de los pacientes no los toman correctamente? Según esta realidad, apuntada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que existe un uso excesivo, insuficiente o indebido de los fármacos que, en la mayoría de los casos, puede llevar asociados efectos nocivos para la salud del paciente.

Y tú, ¿dirías que haces un uso racional de los medicamentos? Si tu respuesta es no, no te preocupes porque formas parte de la inmensa mayoría que, de manera inconsciente, cae en este mal hábito que, además, constituye un desperdicio de recursos. Por eso, desde Club Salud queremos advertirte de los factores que más contribuyen al uso indebido de medicamentos, para que aprendas a gestionar el consumo de fármacos, porque tu salud es lo primero.

– Falta de conocimientos teóricos y prácticos. Las dudas sobre el diagnóstico, la falta de conocimientos de los prescriptores sobre los enfoques diagnósticos óptimos, la inexistencia de información independiente, etc.

– Promoción de los medicamentos inapropiada y contraria a la ética por parte de las empresas farmacéuticas. La mayoría de los prescriptores obtienen la información sobre los medicamentos de las empresas farmacéuticas, y no de fuentes independientes, como las directrices clínicas. Esto puede conducir a menudo al uso excesivo.

– Beneficios de la venta de medicamentos. En muchos países los minoristas prescriben y venden medicamentos sin necesidad de receta. Cuanto más vendan mayores serán sus ingresos, lo cual conduce al consumo excesivo de medicamentos, y en particular de los más caros.

– Disponibilidad de medicamentos sin restricciones. En muchos países la prescripción de medicamentos como los antibióticos se hace libremente, sin necesidad de receta.

La importancia de hacer un uso racional de los medicamentos-club-salud

– Sobrecarga de trabajo del personal sanitario. Muchos prescriptores apenas tienen tiempo para dedicar a cada paciente, lo cual puede estar en el origen de diagnósticos y tratamientos deficientes.

– Medicamentos inasequibles. En lugares donde los medicamentos son inasequibles, los pacientes pueden no comprar las cantidades necesarias para un tratamiento completo o no comprar ningún medicamento en absoluto.

– Inexistencia de políticas farmacéuticas nacionales coordinadas. Las políticas básicas recomendadas por la OMS para garantizar el uso apropiado de los medicamentos solo se aplican en menos de la mitad de los países.

La polifarmacia (consumo de demasiados medicamentos), el uso excesivo de antibióticos e inyecciones, la prescripción no ajustada a directrices clínicas y la automedicación inapropiada; son algunos de los problemas más frecuentes que se suelen cometer con respecto al mal consumo de medicamentos.

¿Cómo evitarlo? Aunque de manera general, podemos decir que todo reside en el sentido común de cada paciente, según la propia OMS la clave está en la combinación de la formación y supervisión de los dispensadores de atención a la salud, la educación de los consumidores y el suministro de fármacos en cantidades suficientes; Gracias a estas prácticas y a las pautas que pueden darte nuestros profesionales, se podría solventar una realidad que, posiblemente, no deje de aumentar: Más del 50% de los países no aplican políticas básicas para fomentar el uso racional de los medicamentos.

Deja una respuesta