La importancia de lucir una sonrisa bonita y sana

Por 10 agosto, 2015 enero 5th, 2017 Consejos / Tratamientos

Una sonrisa bonita es algo que todos deseamos. Para conseguirlo existen distintas formas, todo depende del tipo de “problema” que queramos corregir. Puede que queramos blanquear los dientes, que nos guste decorarlos con abalorios –sí, esto es posible– o quizás se trate de una necesidad, por ejemplo, conseguir una correcta oclusión dental. Esta última es una de las más comunes y de la que se encarga la ortodoncia, rama de la odontología responsable del estudio de las malformaciones y desajustes del sistema dental.

La herramienta básica de la ortodoncia es el aparato dental, que puede ser fijo o movible y que se encarga de corregir y alinear los desperfectos de la dentadura. Ahora bien, ¿quién puede llevar aparato? No existe un límite de edad, sólo una serie de requisitos clínicos que se pueden conocer realizando un diagnóstico del problema.

Cuando hablamos de requisitos clínicos, no decimos sólo que haya que tener un problema de malformación o los dientes mal alineados, sino que si, por ejemplo, un paciente tuviera un problema de endodoncia, primero debería tratar esta afección antes de pasar a otro tratamiento. Así, uno de los requisitos es que la boca debe estar sana para someterse a un tratamiento de ortodoncia.

Por otro lado, los tipos de tratamiento que existen dentro de la rama de ortodoncia se distinguen, principalmente, en interceptivos o correctivos. El primero refiere a un tipo de tratamiento preventivo, esto es, actúa para evitar complicaciones futuras, corrigiendo malos hábitos que podrían interferir y alterar el normal crecimiento y la adecuada alineación de los dientes. El correctivo, como bien indica su nombre, sirve para corregir. Ambos se recomiendan aplicar lo antes posible, aunque ello no excluye a los adultos de la posibilidad de someterse a ellos y conseguir resultados satisfactorios.

Hablando de los tratamientos correctivos, ¿qué tipos existen? Los aparatos pueden ser funcionales, fijos o movibles, según el tipo hay distintas herramientas.

  1. Aparato funcional.
  2. Aparato fijo

– Brackets metálicos o convencionales, que incluye el Sistema Damon.

– Brackets estéticos o cerámicos

– Brackets linguales o invisibles

  1. Aparato movible

– Ortodoncia invisible Invisalign

Si quieres conocer más detalles sobre los sistemas de ortodoncia que puedes usar para conseguir una sonrisa bonita, lee el artículo que Clínicas Dentales Sonrisas 10 ha preparado para ti. ¡Apuesta por las sonrisas bonitas, apuesta por Sonrisas 10!

Un comentario

  • Virginia dice:

    Muy informativo el post! Yo tengo 32 años y estoy pensando en arreglarme los dientes, en cuando ahorre un poquito me pongo con mi sonrisa 10 :D

Deja un comentario