La dieta del potito, una moda entre las famosas

El miércoles pasado os hablábamos de los Eco-Potitos de Nutribén como una garantía para la correcta alimentación de tu pequeño, asegurándote de que ingiere todos los nutrientes necesarios para su adecuado crecimiento ¡y con ingredientes 100% naturales y ecológicos!

No obstante, ¿son igual de recomendables para un adulto? Los potitos son un alimento aconsejable para los bebés, especialmente porque le inician en el proceso de la masticación y amplían la variedad de alimentos que consume, y hoy en Club Salud vamos a examinar si tiene el mismo efecto en los adultos.

la-dieta-del-potito-una-moda-entre-las-famosas

Estrellas de Hollywood como Jennifer Aniston o Gwyneth Paltrow dieron luz a la llamada “dieta del bebé”, más conocida como “dieta del potito”. Esta dieta consiste en la ingesta de catorce potitos diarios, a base de copos de avena, fruta y verdura, y una cena saludable de carne magra y verduras. Pero esta dieta puede inducir al error, ya que hace pensar que se puede adelgazar comiendo los potitos que se comercializan para consumo infantil. En realidad, esta dieta hace referencia a preparados especiales, similares a las papillas de bebé, que no son exactamente los mismos productos fabricados especialmente para los niños.

Un potito de bebé tiene un valor calórico inferior al de la comida de un adulto. Además, esencialmente, contiene proteínas y un bajo contenidos en grasas, por lo tanto, lógicamente, se adelgaza. Sin embargo, tras dejar la dieta se recupera con gran facilidad el peso perdido e, incluso, se pueden llegar a coger unos kilos de más. Y esto es así porque el organismo es capaz de aguantar este tipo de dietas durante un mes, puesto que tras un periodo relativamente corto producimos una alteración del metabolismo. En consecuencia, en cuanto se abandona la dieta, aparece el temido efecto yo-yo.

la-dieta-del-potito-una-moda-entre-las-famosas.

Si queremos analizar más en profundidad esta dieta, recurramos a las matemáticas. Un potito tiene en torno a 80 kcal, esto supone que comer 14 de ellos al día nos proporciona un total de 1100 kcal aproximadamente. Además, supone una variedad de alimentos muy reducida, baja en hidratos, necesarios para afrontar con energía la actividad diaria. Si sumamos las 400 kcal que nos aporta una cena de carne magra y verduras, obtenemos unas 1500 kcal diarias que no alcanzan el mínimo recomendado de 1600 kcal (para la mujer) y 2000 kcal (para el hombre). ¡Las matemáticas han hablado!

Los potitos infantiles son, como bien dice su nombre, para los consumidores infantiles. Si buscamos adelgazar, existen otros métodos, mucho más eficaces. Por ejemplo, en nuestra farmacia encontrarás una gran cantidad de suplementos y complementos alimenticios que te ayudarán a controlar el apetito. Pero si quieres estar segura de acertar, recurre a un especialista en nutrición. Aunque el mejor remedio es llevar una vida activa y realizar entre 30-45 minutos de ejercicio intenso al día, ¡eso nunca falla!

Deja una respuesta