Errores más comunes en el tratamiento de un esguince de tobillo

Es la lesión más común del deportista, una de cada cinco no se cura bien y, en la mayoría de los casos, aparece en verano por la falta de preparación e inactividad mantenida el resto del año. Hablamos del esguince de tobillo, un daño estructural parcial que se produce en las fibras que conforman un ligamento sin llegar al punto de ruptura del mismo. Y hoy en Club Salud te preguntamos: ¿sabes cómo se debe curar un esguince?, ¿qué errores se suelen cometer en el tratamiento de este tipo de lesión?

Sin embargo, se trata de una luxación que puede aparecer en cualquier actividad del día a día; ¿quién no ha sufrido alguna vez un esguince de tobillo? Un mal apoyo al caminar, la acción refleja de apoyar la mano ante una caída, por ejemplo, pueden desembocar en este tipo de lesión. Por eso, debemos evitar esos errores que prolongan los síntomas dolorosos y dan lugar a recuperaciones incompletas que facilitan la recaída.

1. No hacer tratamiento completo: bien pasar una temporada sin mover el pie, o estar mucho tiempo con dolor, tomando calmantes, poniendo hielo y poco más para aliviarlo. Al tiempo, por fin, se pasa el dolor y, con esto, se considera que el esguince ya está curado.

2. Mantener una inmovilización fija durante demasiado tiempo; no tiene una utilidad en la recuperación de la lesión y no ayuda a reducir el edema, la inflamación o el dolor, ya que es frecuente que se mantengan después de los 15 días con férula de yeso. De hecho, mantener la férula aumenta la debilidad de la musculatura, la hace más frágil ante estímulos similares a los que provocaron la lesión, por lo que es frecuente la recaída. Puede ser al poco tiempo o a los años, pero ese tobillo queda propenso a sufrir lesiones.

¿Cómo prevenir este tipo de lesión? “Lo ideal es combinar deportes más o menos agresivos”, apunta la doctora Dolores Pérez, médico del deporte, quien afirma que es aconsejable limitar o evitar hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, etc.), modificar la dieta, regular las horas de sueño, utilizar el equipamiento y calzado adecuados y, en caso de tener alguna enfermedad o tener más de 40 años, acudir a un especialista para recibir consejo deportivo y ver cuál es el tipo de ejercicio más adecuado.

Sea cual sea el grado, desde Club Salud 24 h te recomendamos que acudas a un médico, ya que su diagnóstico será vital para darte el mejor tratamiento. Después, si buscas una recuperación completa, sin riesgo de recaída ni secuelas (dolor, hinchazón, molestias con el cambio del clima…) te animamos a que, al menos una vez al mes -no esperes a que aparezca el dolor-, acudas a sesiones de fisioterapia, ¡te irán genial!

Deja una respuesta