Envejecimiento en hombres y mujeres

By 26 marzo, 2014enero 9th, 2017Ejercicio y deporte, Salud

¡La vida es así! Nacemos, crecemos, nos reproducimos, envejecemos y morimos. Aunque en el ser humano, su paso por el mundo no es tan simple. De hecho, tan preocupados estamos por este aspecto, que nuestra dieta y actividad física diaria, a menudo, va enfocada a garantizar una mejor calidad de vida en los años venideros.

No obstante, la forma de envejecer no es igual en hombres y mujeres. En Club Salud vamos a desvelar las principales diferencias que existen entre la etapa de avejentamiento de uno y otro. Aunque antes de hablar de ello, debemos entender por qué envejecemos.

El desgaste de nuestro cuerpo, con frecuencia, refleja los primeros síntomas en la piel y la estructura ósea, perdemos fuerza y consistencia. Sin embargo, el motivo principal tiene su origen en las macromoléculas que componen nuestro organismo, compuesto por ácidos nucleicos, proteínas y lípidos (grasas), que por acción de un desgaste gradual, disminuyen la efectividad de sus funciones.

envejecimiento-en-hombres-y-mujeres

Esto significa que debido al “daño acumulado” con los años, estas células modifican su funcionamiento normal, alterando así el de los diferentes órganos vitales. Para comprenderlo, debemos pensar que el cuerpo está en constante degradación y reparación pero, con el tiempo, perdemos capacidad de recuperación. Esto suele determinarlo la influencia genética, nuestro ritmo de vida, el carácter, la dieta; además de los factores ambientales como la contaminación, la exposición al sol, el clima, etc.

Pero si hablamos de “formas de envejecer” aquí los hombres parecen tener ventaja. Y es que está científicamente probado que las hormonas y la estructura ósea permanece más fuerte, por más tiempo, en los hombres. El hombre, por tanto, tiene unas hormonas más activas, ya que generan más grasa y al tener la piel un 20% más gruesa que las mujeres, evitan la flacidez y las arrugas típicas de los años.

envejecimiento-en-hombres-y-mujeres_

Además, su estructura mandibular más ancha y unos pómulos más gruesos, ayudan a sostener mejor la piel y los músculos del rostro. Aunque si las mujeres sufren de menopausia, ellos no se libran de la andropausia.

Y, eso sí, ellos son más propensos a disparar el envejecimiento celular porque, al contrario que las mujeres, no tienen interiorizadas unas rutinas de higiene, por ejemplo, en el afeitado o el cuidado de la piel, que resulta vital para conservar un cutis terso, sano y joven. Y súmale la tendencia a adquirir malos hábitos alimenticios y a volverse más sedentarios con los años. No desesperéis, ¡contáis con Club Salud!

Porque en nuestra farmacia estaremos encantados de ayudarte a encontrar tu tratamiento anti-envejecimiento. ¡Visítanos!

Deja una respuesta