En invierno, ¡no te olvides de cuidar tus pies!

By 2 diciembre, 2013enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos

Es todo un clásico: llega el invierno y se convierten en los grandes olvidados, en esa parte insignificante de nuestro cuerpo que, como la abrigamos a conciencia, pasa desapercibida y no le prestamos la atención que realmente se merece. Y claro, llega el verano, salen a la luz y es entonces cuando viene nuestra cara de asombro: ¿por qué no me los habré cuidado como toca? Nos referimos, como ya estaréis imaginando, a los pies. 

¿Cuántas de vosotras dedica al menos una vez a la semana a seguir un ritual de cuidados básicos para vuestros pies? Seguramente, muy pocas. El frío, la dejadez o, simplemente, la falta de tiempo pueden ser algunos de los factores que hacen que durante el invierno dejemos a esta parte del cuerpo en un segundo plano. Sin embargo, no lo olvidemos, el hecho de que no se luzcan con unas bonitas sandalias no significa que debamos descuidarlos.

Por ello, hoy en Club Salud 24 horas dedicamos nuestro post a los pies, porque tienen que ser cuidados durante todo el año; ¿Por qué? Sobre todo, porque el uso de zapatos cerrados y botas, las medias, calcetines, zapatillas, etc. no dejan que el pie transpire bien, lo que favorece la aparición de humedad, mal olor, callos, juanetes, hongos, uñas encarnadas, etc.

Para evitar todos estos problemas y que el primer destape del verano no te traiga sorpresas poco saludables, te dejamos unos consejos básicos para lograr el cuidado perfecto que merecen tus pies. Bastante nos aguantan ellos a lo largo de todo el día, ¿no crees? ¡Toma nota!

– El aseo diario es muy importante, lavarlos utilizando abundante agua (no demasiado caliente) y jabón.

– Secar los pies con el máximo cuidado, sobre todo en los espacios entre los dedos.

– Mantener una buena ventilación de los pies, esto sobre todo en épocas de calor extremo.

– Utilizar siempre calcetines limpios y secos, recomendable materiales como el algodón o lana que favorecen la transpiración.

– Tras retirar el calzado, colocarlo en lugares frescos y ventilados de la casa.

– Siempre que aparezca cualquier alteración en el pie (callos, durezas, verrugas plantares, uñas encarnadas, etc.) consulte con su podólogo.

– Procura realizar el corte de uñas periódicamente, realizándolo de forma recta y nunca redondeada.

– En relación al tacón, la altura ideal es de 2 cm, debiendo evitar el uso de tacón que supere los 4cm y también el calzado totalmente plano; en cuanto a la forma, éste debe ser ancho y estable, que ni apriete en exceso ni le esté demasiado holgado.

– Intenta evitar materiales sintéticos, ya que aumentarán la humedad en el pie y, con ello, el riesgo de padecer lesiones en la piel, sudor excesivo, etc.

Y tú, ¿mantienes tus pies sanos durante esta época del año? En nuestra farmacia contamos con una amplia gama de productos y marcas para el cuidado de los pies, así como un servicio exclusivo de podología todos los lunes, martes y miércoles por las tardes y los jueves por las mañanas. ¡Visítanos y nuestros profesionales te asesorarán sobre los mejores tratamientos para ti!

Fuentes 1 2

Deja una respuesta