El tentempié ideal para los Reyes Magos

Los Reyes Magos, que durante la noche del 5 de enero reparten regalos a los niños en un tiempo récord, necesitan ¡cómo no! reponer fuerzas en cada casa. Para eso, los pequeños, junto con la ayuda de sus padres, les dejan preparado un petit dejeneur. Pensando en ello, nos preguntamos: ¿Cuál es el tentempié ideal para los Reyes Magos?

Debemos tener en cuenta que se trata de un pequeño aperitivo que permita recuperar fuerzas. Así que, ¿qué alimento es el más indicado? Debe digerirse de forma rápida y que con un contenido nutricional lo más completo posible que aporte mucha energía. ¡Y no olvides que, con ello, estás enseñando a tus hijos hábitos saludables! 

Basándonos en estas pautas, antes de las recomendaciones, analizaremos el clásico de Navidad: el vaso de leche con galletas. En el caso de la leche, ésta sale de tu cuerpo en forma de urea (orina) en sólo dos horas. Sin embargo, únicamente expulsas el agua de la leche y los nutrientes tardan dos horas más en asimilarse.

Las galletas, por su parte, son una buena opción porque aporta mucha energía procedente de los carbohidratos, además de contener almidón y azúcar, que se degradan fácilmente cuando entran en contacto con las enzimas de la saliva. Pura energía.

Ahora bien, nuestras recomendaciones para elegir al “Aperitivo ideal de la Noche de Reyes” son:

Frutas maduras: Con bajos niveles de acidez, como el plátano, la pera, ciruela y manzana. Cuanto más madura es la fruta, menos ácida. ¿Por qué? La maduración provoca un aumento del contenido de fructosa, haciendo que tenga un sabor más dulce y sea más digestiva. También puedes optar por la digestión rápida de los frutos deshidratados como orejones, dátiles, albaricoques, arándanos, etc.

Compotas o flanes: Muy usadas por los corredores para picar antes de correr. Proporciona carbohidratos y al estar procesada aporta muy poca fibra, prácticamente nada, con lo que es fácil de digerir y además de forma rápida.

Cereales: Con poca fibra (menos de dos gramos de fibra por ración) y más carbohidratos, los cereales como los copos de maíz o el arroz inflado.

Yogur: Si has pedido muchos regalos y tienen tiempo, dales un yogur. Para asegurarse de que se trate de un yogur ligero, elige aquellos cuya etiqueta especifique: “cultivo vivo”, pues contienen bacterias que ayudan en el proceso de digestión al reaccionar con el azúcar y crear ácido láctico.

Café helado y frappés: Hidratación, frescura y extra de energía que, junto a la cafeína, aumenta la concentración y retrasa la fatiga para afrontar la “dura carrera”.

Y si falla el experimento, añade una sal de frutas para solucionar la revuelto de estómago instantáneamente. La encontrarás fácilmente en tu farmacia más cercana. Los Reyes Magos lo agradecerán. Y ahora, ¡sólo nos queda desearos una feliz Noche de Reyes!

Deja una respuesta