Doce beneficios de comer uva… ¡No sólo en Nochevieja!

By 30 diciembre, 2013 Nutrición y dietética

A un día de que llegue la última noche del año, seguramente todavía estés pensando qué vestido lucirás, cuál será el menú para la cena e, incluso, si esta vez serás capaz de no confundir las doce campanadas con los cuartos. Pero en Club Salud creemos que si en Nochevieja hay una verdadera protagonista, esta es, sin duda, la uva.

Y es que en todos los hogares españoles, la uva es la reina de los últimos segundos del año que despedimos y de los primeros del nuevo que recibimos. Pero no sólo debemos acordarnos de ella en esta noche, sino que deberíamos incorporarla a nuestra dieta habitual, por la gran cantidad de propiedades beneficiosas que posee.

¿Que no las conoces? Pues toma nota, porque tenemos una para cada campanada:

1. Poder antioxidante. Contiene una gran cantidad de proantocianidinas. En realidad, la cantidad de antioxidantes que poseen las uvas pueden contarse hasta por cientos, en muy diferentes tipos.

2. Efecto diurético. Debido a su particular composición (el 80% es agua), estas frutas poseen un efecto diurético beneficioso en caso de padecer alguna enfermedad renal, hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.

3. Potente anti cancerígeno. Su consumo puede evitar el desarrollo de células cancerígenas, como las que causan el cáncer de cólon y de próstata.

4. Pura energía. Representa un combustible directo para el cerebro, que emplea su alto contenido en glucosa en muchas de sus funciones. Es una fuente de carbohidratos útiles para quienes necesiten energía extra: estudiantes, deportistas, personas con bajos niveles de azúcar en sangre, etc.

5. Tu colesterol, a raya. Por un lado, el pterostilbeno reduce los niveles de colesterol, mientras que las saponinas evitan la absorción del colesterol en el aparato digestivo.

6. Cutis perfecto. Si utilizamos la pulpa en el rostro durante media hora elimina arrugas, marcas de expresión y la resequedad de la piel. Por su parte, el jugo puede ayudarte a tratar eczemas, picazón, granos o conjuntivitis.

7. Adiós al estreñimiento. Contienen mucha fibra, por lo que se convierten en un laxante suave. Se recomienda comerlas sin piel y con pepitas porque es donde se concentran las sustancias que ayudan a mejorar el tránsito intestinal.

8. Mejora la circulación. Las propiedades del vino, debido a la presencia de alcohol y fenoles, ayuda a mejorar la circulación de la sangre, previniendo los problemas cardiovasculares.

9. Gran fuente de vitaminas, entre las que destaca la vitamina B1 y minerales como el hierro y el magnesio.

10. Para niños y adultos, gracias a la rápida absorción de sus azúcares en sangre y su fácil aprovechamiento.

11. Alto contenido de resveratrol, componente que ayuda a reducir las posibilidades de sufrir un infarto, ya que reduce la actividad de una hormona que causa la constricción de los vasos, y a la vez, incrementa la producción de una sustancia que los dilata, el óxido nítrico.

12. Ideal para la vista. Si utilizamos la pulpa en el rostro durante media hora elimina arrugas, marcas de expresión y la sequedad de la piel. Por su parte, el jugo puede ayudarte a tratar eczemas, picazón y granos.

Y ahora sí, sólo nos queda desearos que recibáis el nuevo año por todo lo alto, con buenos propósitos y cargados de energía para todo lo nuevo que está por venir. ¡Feliz 2014 a todos nuestros amigos de Club Salud 24 horas, muchas gracias por confiar en nosotros y, por supuesto, nos seguimos leyendo en enero! :)

Fuentes 1 2

Un comentario

Deja una respuesta