Dentadura más blanca con estos trucos caseros

By 27 abril, 2015enero 5th, 2017Consejos / Tratamientos

¿Has notado que últimamente tus dientes no lucen tan blancos como te gustaría? Seguramente, no has encontrado el momento de acudir al dentista o, simplemente, te limitas a cepillar tus dientes dos veces al día e, incluso, te has comprometido a usar un colutorio cuya etiqueta promete blanquear tus dientes en tan solo dos semanas. Hoy, desde Club Salud, te traemos algunos remedios para lucir una sonrisa radiante y bonita, sin obsesionarte en productos que pueden resultarte algo caros. ¿Tomas nota?

1. Las frutas que contienen ácido salicílico ayudan mucho a blanquear los dientes. Es el caso del plátano, después de lavar los dientes frota la cáscara de éste sobre tu dentadura por lo menos dos minutos, repite esto a diario y en poco tiempo lucirás una sonrisa muy blanca. También las fresas y la piel de las naranjas son muy útiles para ello.

2. Pasta de bicarbonato y limón. Se utiliza cuando los dientes ya están más amarillos por el efecto del ácido del limón con el bicarbonato sobre el esmalte. El ácido puede hacer que tengamos dentera o fríos en los dientes; si es así debemos acudir al dentista para un tratamiento de sensibilidad. Se prepara una pasta con estos dos ingredientes y se aplica directamente; poco a poco, notaremos los efectos.

3. Algunos alimentos ayudan a blanquear los dientes. Comer manzana, apio y zanahoria cruda ayuda a mantener sana y limpia de bacterias la boca, evitando dientes que se vuelven amarillentos.

4. La cerveza es una de las bebidas que ayuda a no tener los dientes amarillos; eso sí, el remedio no consiste en tomar muchos litros de cerveza, sino en poner media taza de levadura de cerveza con dos cucharaditas de sal, mezclarlos hasta que se forme una pasta y cepillar con ella los dientes.

5. Infusión de salvia. Con las hojas de la salvia podemos hacer una infusión. Se trata de una planta natural ideal para fortalece los dientes así como ayuda a blanquearlos. ¿Cómo aplicarlo? Se trata de usar el cepillo con salvia y hacer un lavado o dos por semana para conseguir el blanqueamiento progresivo. También puedes frotarte con las hojas frescas directamente sobre los dientes y encías.

Recuerda que es importante evitar algunos hábitos y alimentos que manchan los dientes como es el tabaco, y también algunos alimentos y bebidas, como el té (especialmente el té verde) el café o la salsa de soja, la ingesta de algunos antibióticos, etc. Y tú, ¿conoces algún remedio natural con el que potenciar el blanco de nuestros dientes? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta