Consejos para perder kilos a pocos días de Navidad

Por 4 diciembre, 2013 Nutrición y dietética

Cuando llega diciembre, empezamos a pensar en los pocos días que quedan para Navidad. El tiempo pasa volando y hay muchas cosas que hacer: pistoletazo de salida de las compras navideñas, ultimar los trabajos de la “ofi”, pensar en las comidas y las cenas, confirmar invitaciones, buscar recetas, elegir los looks que luciremos en Nochebuena, Nochevieja y Navidad y ¡oh, Dios mío, entrar en el vestido!

Porque después del verano, y con el estrés de la vuelta al trabajo y la rutina, nos olvidamos de que hay que cuidar la figura. Pero en Club Salud 24 horas tenemos claro que más allá del físico, lo realmente importante es la salud y, para lograrlo, es necesario que nuestra alimentación sea equilibrada, que incluya todo tipo de alimentos y, sobre todo, que vaya acompañada de un estilo de vida saludable (sí, hay que hacer deporte).

El menú de Navidad incluye comidas excesivas y con abundancia de grasas, que luego no tenemos tiempo de quemar. Bailar, ir de aquí para allá y llevar un ritmo de vida acelerado no es suficiente. Además, es costumbre consumir bebidas alcohólicas como champagne, sidra, vino y otros destilados. Estas bebidas suelen esconder una gran cantidad de calorías vacías que, junto con las “comilonas” y los dulces de la temporada, nos generan un aumento de peso.

Para hablar de dietas deberías consultar a un especialista que te aconseje basándose en tu metabolismo y complexión física. Sin embargo, vamos a darte una serie de consejos que pueden ayudarte a perder algunos kilos sin darte ni cuenta. Por ejemplo, ¡bebe dos litros de agua diarios! A menudo, confundimos el “tengo sed” de nuestro cuerpo con “tengo hambre”. En realidad, buscamos los líquidos que necesitamos en los sólidos, cuando realmente sólo queremos agua. Beber dos litros diarios, disminuirá la “inexplicable” gula.

Otro “truquito” es cambiar los hidratos de carbono de la pasta por los hidratos de las verduras. La pasta, habitualmente, viene acompañada de salsas que suman aún más calorías. Entre horas, fruta. Olvida las galletas ¡aunque sean integrales! En las cenas, debe primar la carne o el pescado. Sus proteínas, cocinados a la plancha mejor que fritos, ayudarán a que tengas un sueño más apacible. ¡Y duerme las horas adecuadas; De lo contrario, al día siguiente tendrás mayor sensación de hambre!

Muy importante: mastica despacio. Tu cerebro y tu estómago registran las sensaciones de plenitud después de unos 20 minutos. Intenta comer acompañada, mantener una conversación y, entre bocado y bocado, deja los cubiertos en el plato. ¡Descubrirás que la mitad de lo que sueles comer es suficiente para saciar el apetito!

La regla de oro: desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo. Debes pensar que los alimentos sirven para “cargar las pilas”. Las raciones de comida deben variar en función de las horas de actividad que te queden por delante. Menos horas de actividad, menor energía que necesitas, menos ración de comida. Con estos pequeños detalles: guapa, estupenda ¡y disfrutando de las fiestas!

Fuentes 1 2 3

Deja un comentario