Cómo sobrevivir a las comilonas de Navidad

Por 24 diciembre, 2014 Nutrición y dietética

¡Por fin ha llegado el día de Nochebuena! Y con él llegan los días de copiosas y pesadas comidas. Algunos, llevan semanas preparándose para estas fechas siguiendo una dieta pre-navideña; otros la harán al terminar estas fechas. Aunque, por supuesto, la mejor opción siempre es controlar un poco los impulsos y no comerse todo lo que se nos ponga por delante, ¡aunque no están fácil!

Si finalmente caes en la tentación, vamos a darte unas cuentas claves para sobrevivir a las comilonas de Navidad. Aparte de las tan conocidas sales de frutas que, con seguridad, a más de uno le salvan la noche, existen algunas buenas prácticas que te ayudarán a llevar mejor estos días de ingesta continua:

  • No te saltes ninguna comida. Aunque en la comida te empaches, es recomendable que, al llegar la noche, tomes algo, aunque sea muy ligero como la fruta, un yogur, una tostada de jamón y queso. No te engañes creyendo que por comer mucho en una única toma has suplido tus necesidades diarias y que tu estómago no se dará cuenta de que le faltan comidas del día.
  • No dejes a un lado el gimnasio. Es difícil encontrar tiempo para ir, lo sabemos, más en estas fechas, ¡pero verás qué bien te sienta rebajar unos gramos! Encuentra una hora al día para ir y te sentirás mejor contigo mismo, ¡además de estar de mejor humor!
  • ¡Evita el exceso del alcohol! Además de provocar resaca, contienen muchas calorías ocultas. ¡Ya no hablamos de las que tienen las salsas! Por supuesto, lo mismo vale para los postres, con los que conviene racionar bien la cantidad que consumimos.
  • ¡Una pieza de fruta o verdura, de las comilonas te cura! Antes de un entrante, o una comida de varios platos, toma una fruta o una verdura cruda (crudités) para rebajar la sensación de hambre. Para esta función también vale tomar un yogur descremado antes de cada comida.
  • Un desayuno light el día antes y el día después de la comilona. Te recomendamos tomar un té verde con limón en ayunas para depurar el hígado y eliminar la grasa acumulada.
  • Si tienes opción, elige la carne de pollo o conejo antes de la de cordero.

Otros trucos, o remedios caseros, son: recurrir a las cápsulas de alcachofa y cardo mariano, con las que favoreceremos el buen tránsito y la adecuada digestión de las grasas, al mismo tiempo que protegemos el hígado (sobre todo si vamos a beber alcohol); para la retención de líquidos y la hinchazón abdominal el diente de león en infusión es un gran aliado; y tanto el té verde como el té rojo serán buenos complementos depurativos. Y el truco estrella es, como no, beber agua en abundancia para ayudar a la expulsión, limpieza y depuración del organismo. ¡Toma nota de nuestros consejos y si quieres contáctanos para resolver dudas!

Deja un comentario