Cómo prevenir las intoxicaciones por productos de limpieza

By 1 septiembre, 2014enero 5th, 2017Consejos / Tratamientos

¿Sabías que los productos de limpieza son la segunda causa, después de los medicamentos, de las intoxicaciones infantiles? Se trata de un peligro que existe en todos los hogares y que, cuando en él viven niños de entre 3 y 5 años, se deben prevenir de la manera correcta para evitar situaciones graves. Por ello, y porque en Club Salud sabemos que la salud de nuestros pequeños es lo más importante, aquí te contamos todo lo que debes saber para prevenir este tipo de accidente que, en algunos casos, pueden terminar en tragedia.

¿Cómo se producen estas intoxicaciones?

Los niños pequeños están continuamente explorando el entorno que les rodea. Esto hace que jueguen con todo lo que está a su alcance, abriendo frascos o sobre todo, aprovechando que el envase está abierto para ingerir su contenido, mientras se limpia la cocina o el baño.

¿Qué lesiones producen?

Por lo general, muchos productos de limpieza caseros son poco tóxicos y, además, debido a su mal sabor, los niños se suelen tragar cantidades mínimas que no causan problemas importantes.

Algunas veces, sobre todo si son cáusticos, queman y pueden producir lesiones en la boca, la garganta o la piel. Los síntomas más frecuentes serían aumento del babeo, vómitos o dolor de garganta con dificultad para tragar. En los casos más graves pueden causar lesiones más importantes y provocar problemas para respirar o dolor en el pecho o la barriga.

¿Cómo se pueden evitar este tipo de intoxicaciones?

La mayoría de las intoxicaciones por productos del hogar podrían evitarse fácilmente llevando a cabo algunas medidas preventivas:

  • Guardar los productos de limpieza inmediatamente después de utilizarlos para evitar que el niño pueda cogerlos en un momento de distracción.
  • Guardarlos en lugares de difícil acceso para los niños, como en los armarios de mayor altura, bajo llave o con un cierre de seguridad para armarios.
  • No guardarlos en envases diferentes del original y, sobre todo, en botellas de agua o refrescos. Esto puede confundir a los niños.
  • Tener el menor número de productos de limpieza necesarios y deshacerse de los sobrantes, especialmente si son más tóxicos y de uso poco frecuente, como los plaguicidas.
  • Comprar productos del hogar con tapón de seguridad.
  • Educar al niño sobre las normas de conducta, haciéndoles ver que esos productos no son para su uso.

¿Qué debo hacer si un niño ha podido intoxicarse con un producto de limpieza?

  • Mantener la calma.
  • No provocar el vómito.
  • Inicialmente, no es recomendable beber agua hasta que la situación sea valorada por un médico.
  • Quitar la ropa que esté manchada con el producto tóxico.
  • En caso de contacto con los ojos o con la piel, lavar con abundante agua.
  • Conservar el producto responsable de la supuesta intoxicación para poder identificarlo posteriormente.
  • En caso de duda, consultar por teléfono con el Instituto Nacional de Toxicología (915620420), el Servicio de Emergencias (112) o un centro sanitario, quienes le indicarán la actuación inicial a seguir.

Y tú, ¿ya tenías en cuenta estos consejos para evitar que tus pequeños sufran este tipo de intoxicaciones? Pide consejo a nuestros profesionales en cualquiera de nuestras farmacias 24 horas; siempre estamos a tu servicio, cuando más lo necesitas.

Deja una respuesta