Claves para un verano saludable

By 20 junio, 2016 enero 5th, 2017 Consejos / Tratamientos

Ya llega el verano, esa estación tan especial que nos permite romper con la rutina después del largo y frio invierno. Sin embargo, ¿dónde queda nuestra rutina de alimentación y ejercicio? En Club Salud 24h te proponemos siete claves infalibles para disfrutar de un verano feliz y saludable:

1. La hidratación perfecta. La botella de agua será tu mejor aliada. Debes consumir de 2,5 a 3 litros diarios del vital líquido. El calor provoca la pérdida de líquidos y es muy importante evitar la deshidratación.

2. Alimentación sana. En verano hay gran variedad de frutas y es el momento idóneo para aumentar su ingesta. Lo mismo ocurre con las hortalizas, alimentos poco calóricos y una fuente exclusiva de vitaminas C. Además, te proporcionará un aporte extra de fibra y favorecerán la eliminación de toxinas de tu organismo debido a sus propiedades diuréticas.

Claves para un verano saludable2.jpeg

3. Ejercicio diario. Por supuesto sabemos que las vacaciones son para disfrutar y descansar, pero no podemos olvidarnos de mimar nuestro corazón ni perder parte de nuestra masa muscular después del duro entrenamiento en el gimnasio realizado durante el resto del año. Dedica 30 minutos al día para hacer lo que más te guste: nadar, ir en bici, correr… ¡No te arrepentirás!

4. Protección solar. Otro imprescindible antes y durante la exposición solar, evitando las horas centrales del día, cuando el sol es más fuerte. ¡Con el sol no se puede jugar! Déjate asesorar por tu farmacéutico.

Hay algunos alimentos que te ayudarán a protegerte de la radiación solar: El aceite de oliva y el té por su alta concentración en polifenoles actuarán como fotoprotector e inhibidor del enrojecimiento cutáneo. Además, los betacarotenos presentes en las zanahorias, el tomate, el calabacín, las espinacas y los espárragos activarán la melanina de tu piel para una mayor hidratación y elasticidad. Por último, las vitaminas A y C, responsables de la síntesis del colágeno, son esenciales durante estas fechas; puedes encontrarlas en la fruta fresca y los frutos secos.

5. Hidrata tu piel. Con el cloro de las piscinas y los baños en la playa la piel se resiente. Lo ideal es aplicar un buen after sun inmediatamente después de la ducha. Te ayudará a conservar tu bronceado y dará a tu piel un aspecto sedoso.

6. Descanso. Si puedes, duerme al menos 7 u 8 horas. Tu piel te lo agradecerá y te levantarás cargado de energía. Además, te lo mereces después de tantas jornadas madrugando.

7. Por último, disfruta. El verano y las vacaciones son para eso; relájate y deja que tus preocupaciones también se tomen unas vacaciones.

Deja una respuesta