Cáncer cervical: diagnóstico y tratamiento (II)

By 16 mayo, 2014enero 9th, 2017Consejos / Tratamientos, Salud

Hace dos días os introducíamos sobre el cáncer cervical y posibles prácticas preventivas. Aunque lo óptimo es prevenir la enfermedad, si nos encontramos en riesgo potencial de contraerla o identificamos algunos síntomas que indiquen que ya podemos padecerla, es conveniente saber cómo reaccionar. En Club Salud queremos ayudarte a conocer las claves y el protocolo de actuación en caso de diagnóstico positivo.

El cáncer de cérvix se puede prevenir mediante detección temprana e, incluso, existe una vacuna para evitar el riesgo de padecerlo. En caso de haberla contraído, debe de detectarse lo más pronto posible para proceder al tratamiento; por eso, lo ideal es realizarse pruebas de Papanicolaucon regularidad, ya que este tipo de cáncer puede tardar años en desarrollarse y por lo tanto en presentar síntomas.

En una fase semi avanzada, los síntomas que indican un posible cáncer de cuello de útero son:

–  Sangrado anormal.

–  Pérdidas o flujos acuosos.

–  Menstruaciones más intensas de lo normal

–  Sangrado tras la relación sexual.

En caso de encontrarnos con un cáncer cervical avanzado, la paciente sufriría de dolor pélvico, problemas o complicaciones al orinar e inflamaciones en las piernas. Si se detectan estos síntomas, se debe acudir al médico inmediatamente. El diagnóstico se realizará mediante una colposcopia se analizará más de cerca el cuello del útero. Puede que se deba proceder a una biopsia, procedimiento por el cual extraerán una pequeña porción de tejido uterino para examinar en el laboratorio.

En caso de requerir un tratamiento, los procedimientos habituales son la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. En caso de cirugía se procede a una histerectomía, es decir, la extracción del útero. En ocasiones es necesario realizar más de un tratamiento, combinándolos. Esto dependerá del grado de desarrollo del cáncer y si se ha esparcido a otras partes del cuerpo. La mayor preocupación de las mujeres es si estos tratamientos afectarán a su fertilidad.

Tras una histerectomía no es posible quedar encinta, pero si se detecta a tiempo, con un tratamiento adecuado, la paciente podría recuperarse totalmente, sin afectar al funcionamiento del aparato reproductor. No obstante, antes de iniciar cualquier procedimiento, el médico presentará diversas opciones de tratamiento, informando de sus riesgos y posibles efectos secundarios.

Si tienes más dudas, puedes encontrar más información aquí. Desde Club Salud te recordamos que algunas de las claves para prevenir este tipo de cáncer es mantener una actividad sexual saludable, utilizando protección para evitar contraer el VPH, y la eliminación de hábitos perjudiciales como el tabaco. Productos que encontrarás fácilmente en nuestras farmacias.

Deja una respuesta