Azúcar moreno, ¿más sano que el azúcar blanco?

Existen muchos mitos en torno a la alimentación y en Club Salud queremos ayudarte a desmentir todas esas falsas creencias que puedes obstaculizar el buen cuidado de la salud personal. Así lo hemos hecho en artículos anteriores como Destapando Mitos: “El café descafeinado rejuvenece la piel”, Comer chocolate causa acné, mito o realidad?, Mitos y verdades sobre la soja. Hoy hablamos del azúcar moreno, también conocido como azúcar negro o azúcar integral, comparándolo con su primo-hermano el azúcar blanco o refinado, ¿son lo mismo?

Cuando pensamos en el azúcar moreno, inevitablemente tendemos a pensar que es más sano o que tiene un contenido calórico inferior. La explicación suele encontrarse en el color café de la “variedad morena”, que induce a pensar en conceptos como “natural” y “saludable”. Sin embargo, la diferencia esencial entre el azúcar moreno y el blanco es, sencillamente, el sabor.

En el caso del azúcar “negro”, éste es un poco más dulce y suave, lo que llevar a otro de los argumentos que favorece la creencia sobre la menor cantidad de calorías presentes en el azúcar moreno, puesto que ese sabor “dulzón” llega a recordar a la sacarina, aunque sin la intensidad que el sintético le aporta a ésta última.

Al final, en términos de caries dental y contenido energético –100 gr de azúcar moreno contienen 386 calorías, mientras que el blanco contiene 398 Kcal-, los dos son prácticamente iguales. La principal diferencia es que el azúcar común contiene un 99% de sacarosa, derivado del proceso de refinamiento. Una vez extraído el azúcar de la caña y/o la remolacha azucarera, el grado de refinado es tan elevado que no contiene ningún nutriente, sólo aporta energía.

En el caso del azúcar negro, su color tostado se debe a la presencia -en bajas proporciones- de melaza, un producto espeso y líquido que deriva de la remolacha azucarera -y de la caña de azúcar- y se obtiene a partir de la recogida de los residuos que fondean en las cubas de extracción de los azúcares. La melaza es rica en hidratos de carbono, minerales como el magnesio, el cobre y el hierro y vitaminas del grupo B.  Esto es lo que, a nivel nutricional, diferencia al azúcar integral del común.

Lo más importante es que ya sea azúcar moreno o blanco, no pierdas de vista la cantidad. Aunque si algún día te despistas, en nuestra farmacia podemos ayudarte a solucionarlo. ¡Visítanos si nos necesitas!

Deja una respuesta