24 de marzo, Día Mundial de la Tuberculosis

By 23 marzo, 2015enero 9th, 2017Actualidad

Nueve millones. Es la cifra de personas que, cada año, contraen la tuberculosis, de la cual una tercera parte queda “desatendida” por los sistemas de salud, debido a su condición de pobreza y marginalidad de las comunidades en las que viven. A razón del Día Mundial de la Tuberculosis que se celebra el 24 de marzo, en la farmacia de Club Salud nos hemos interesado por saber más sobre esta enfermedad, ¿nos acompañas?

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que incide en el normal funcionamiento de los pulmones. Sus efectos son causa de una bacteria llamada bacilo o Mycobacterium tuberculosis que se transmite de unos a otros por medio de gotículas producidas en el aparato respiratorio del enfermo. En resumen, la tuberculosis se transmite por el aire, a través de unas pequeñas partículas flotantes. En general, la enfermedad suele ser asintomática en personas sanas, ya que su sistema inmunitario puede resistir el ataque, formando una barrera alrededor de la bacteria e impidiendo que actúe.

En los casos en los que el paciente presenta algún problema de salud, bajo nivel de defensas o dificultad pulmonar, la bacteria actúa produciendo los siguientes síntomas: tos, tos con esputo sanguinolento, dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna.

club-salud-dia-mundial-tuberculosis-enfermedad-pulmonar-sintomas-prevencion-tratamiento-1

 

Se calcula que hasta una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, esto es, se han infectado con el bacilo (Mycobacterium tuberculosis) pero todavía no presentan indicios de la enfermedad, ni la transmiten.

Una persona infectada con el bacilo tiene un 10% de posibilidades de padecer una tuberculosis, bien sea del tipo más corriente o del tipo multirresistente. Esta última, la tuberculosis multirresistente, es más agresiva y no tan habitual, aunque en 2012 se diagnosticaron más de 450.000 casos de este tipo.

Pero, tranquilos, la tuberculosis es curable y el proceso de curación es sencillo. Durante seis meses aproximadamente, los médicos administrarán antibióticos al paciente, el cuál mostrará síntomas de recuperación, bien total o parcial, hasta la completa curación. Por otro lado, sin medicación, ni tratamiento se pone en riesgo la vida del paciente y aquellos que puedan ser infectados. De hecho, según las estadísticas, dos terceras partes de los enfermos de tuberculosis morirán.

Ahora que conoces un poco más sobre la tuberculosis, toma conciencia y como decimos en Club Salud, haciendo caso del famosos refrán: “Más vale prevenir que curar”.

Deja una respuesta