Piernas hinchadas y cansadas: remedios prácticos

¡Sí, todas lo sufrimos! Con la llegada del calor, las piernas se hinchan y cualquier calzado que utilicemos nos aprieta. Pesadez, sensación de fatiga, hormigueo e incluso hinchazón en los tobillos son sólo algunos síntomas. Pero no solo nos afecta el calor; pasar demasiadas horas de pie o sentada favorece la retención de líquidos, provocando un dolor y un ardor insoportables. Aquí tienes algunos remedios prácticos para las piernas hinchadas y cansadas.

¿Cuáles son las causas?

Además del calor, hay factores hormonales que también pueden influir en la aparición de las piernas hinchadas y cansadas; por ejemplo, antes y después de la menstruación.

La alimentación es otro factor clave. No conviene abusar de las grasas, los azúcares y la sal. Además, el sobrepeso y la obesidad aceleran la congestión de las piernas, provocando mayor retención de líquidos.

Si padeces estreñimiento, es más probable que tengas las piernas hinchadas. A mayor presión a nivel abdominal, más insuficiencia de las venas de las piernas.

El embarazo en sí es otra de las causas frecuentes que provocan la inflamación de las piernas en las mujeres embarazadas.

Las exposiciones prolongadas al sol también favorecen la hinchazón de las piernas; durante el verano, opta por largos paseos a lo largo de la playa o caminatas en la montaña.

Además, la falta de hidratación, la utilización de prendas demasiado ajustadas o el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco aumentan las posibilidades de tener las piernas hinchadas.

¿Cómo prevenirlo?

Lo primordial es hacer ejercicio para estimular la circulación. Caminar, correr, montar en bicicleta o hacer natación son fundamentales; ejercitarás todos los músculos de las piernas y evitarás que tus piernas se hinchen.

También es importante hidratarse abundantemente y alimentarse correctamente. Procura seguir una dieta rica en frutas y verduras, con alto contenido en fibra, en flavonoides (ya que poseen una potente acción vasoconstrictora y antiinflamatoria) y muy baja en sal. Además, bebe dos o tres litros de agua al día; facilitarás la depuración del organismo y la eliminación de toxinas.

Intenta no utilizar tacones por encima de los 4 centímetros, siempre que sea posible. Trata de no cruzar las piernas, ya que es un hábito perjudicial. Además, cuando viajes, es fundamental que pares para estirar las piernas, sobretodo en viajes largos. Si viajes en avión o en tren, levántate y camina unos minutos.

Evita el baño o ducha demasiado calientes. El agua fría sobre las piernas ayuda a aliviar los síntomas. Respecto a la depilación, evita también la cera caliente.

Piernas hinchadas y cansadas remedios prácticos 2

¿Cómo puedo aliviar el dolor?

Cuando notes las piernas hinchadas, túmbate y coloca las piernas en alto durante 20 minutos, por encima del nivel del corazón. A la hora de dormir, acuéstate sobre el lado izquierdo; así favoreces el flujo de sangre desde las piernas al corazón.

Además, bebidas como el té verde o la cola de caballo ayudan a filtrar elementos nocivos, que además dificultan el sistema circulatorio.

Por último, pregunta en tu farmacia: un gel o una crema específica te ayudará a resolver este problema. Aplicando el producto mediante un masaje ascendente desde los pies descongestionarás tus piernas; además, te proporcionará una agradable sensación de alivio y frescor.

Deja una respuesta