Limpia tu colon de forma natural

“Que tu alimentación sea tu medicina y tu medicina tu alimento”. Ya lo decía Hipócrates y, desde Club Salud no podemos estar más de acuerdo. Seguir una dieta equilibrada, cargada de todos los nutrientes necesarios, debería ser para todas las personas la base fundamental para que todas las funciones y partes del organismo funcionen a la perfección. El colon, del cual te hablaremos hoy en nuestro Blog Saludable, es un buen ejemplo de cómo una buena alimentación puede mantenerlo sano. 

El colon o intestino grueso es la parte donde nuestro organismo absorbe agua y nutrientes minerales de los alimentos para producir y almacenar los desechos “materia fecal”.

Es por esta razón que saber elegir los alimentos más adecuados será fundamental a la hora de evitar y prevenir enfermedades del colon, como puede ser el cáncer colorrectal, pólipos, colitis, diverticulitis, colon irritable… y muchas otras que pueden derivarse de ellas. ¡Toma nota de estos alimentos para mantener fuerte y sano tu colon y añádelos a tu lista de la compra!

  • Alimentos ricos en fibra. Y que esta fibra la contengan de forma natural y no añadida artificialmente. ¿Dónde? Por ejemplo: frutas frescas, verduras y hortalizas, legumbres, cereales integrales o de grano completo o los frutos secos.
  • Agua, mucha agua. Como mínimo, 6 o 10 vasos diarios. Recuerda que cuando aumentamos el consumo de fibra en nuestra dieta es importante aumentar también el consumo de agua entre comidas, ya que si nos los primeros días podemos notar un mayor estreñimiento por la falta de líquido.
  • Vitamina D. El salmón, la caballa, las sardinas o el huevo son alimentos muy ricos en esta vitamina, la cual es fundamental a la hora de prevenir enfermedades del colon. Recuerda que, además, el cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Puedes tomarlo en ratos breves a primera hora del día y al atardecer. ¡Será un complemento perfecto a tu dieta, y sin renunciar a lo más natural, la luz solar!
  • Verduras. Como sabrás, las verduras son ricas en fibra, agua, minerales, vitaminas, hierro, calcio, zinc y proteínas. Las que mejor le sentarán a tu sistema digestivo son, por ejemplo, zanahoria, espinaca, apio, alcachofa, calabaza. ¡Y además están riquísimas y presentan infinitas formas de ser cocinadas!
  • Ácido fólico. En esencia, ayuda al organismo a crear células nuevas y, además de muchas otras propiedades y de ser imprescindible durante el embarazo, también reduce el riesgo de padecer cáncer de colon. ¿Qué alimentos lo contienen? Espárragos, guisantes, lentejas, fresas, naranja, papaya, las hojas verdes de las verduras, etc.
  • Calcio. Olvídate de esos productos que dicen: “enriquecidos en calcio” y ve a por aquellos que lo contienen de forma natural; el calcio ha demostrado ser un gran aliado a la hora de prevenir el cáncer colorrectal y lo encontramos en alimentos como el sésamo, el salmón, las almendras, los lácteos, entre otros.
  • Magnesio. El cacao, las semillas (de calabaza, de girasol, de lino…), las nueces, las judías blancas, los guisantes o los anacardos, son algunos de los alimentos que tu sistema digestivo agradecerá, sobre todo, en la prevención de enfermedades como colon irritable.

El pasado 31 de marzo celebramos el Día Mundial contra el Cáncer de Colon. Contribuye a la prevención de esta enfermedad y no lo olvides: “Que tu alimentación sea tu medicina y tu medicina tu alimento”.

Deja una respuesta