Cómo evitar la mala circulación de las piernas

Cómo evitar la mala circulación de las piernas

Si eres de los que, por motivos de trabajo, pasas horas y horas sentado frente a la pantalla de un ordenador, quizás notes mala circulación de las piernas, que éstas están más cansadas de lo habitual y que, incluso, sufren de dolorosos calambres. Ésta es sólo una de las muchas situaciones en las que la circulación de las piernas puede verse afectada, un problema que afecta sobre todo a las mujeres.

Sensación de hinchazón, pesadez y cansancio son algunos de los principales síntomas de la mala circulación de las piernas para evitarlos, desde Club Salud 24h te recomendamos que sigas estos consejos que te ayudarán a mejorar la circulación de tus piernas en tu día a día, especialmente durante esta época del año en la que el calor puede acentuar todavía más la sensación de hinchazón de piernas. ¿Tomas nota?

1- Sigue una alimentación sana y equilibrada con un bajo contenido en sal y azúcar.

2- Come mucha fruta y verdura y evitar grasas y fritos.

3- Bebe un litro y medio de agua al día (unos 8 vasos).

4- No fumes; recuerda que el tabaco dificulta la circulación sanguínea.

5- Toma algo de fibra diariamente (nunca en mayor proporción que de líquidos)

6- Practica algún tipo de ejercicio de forma habitual en el que se ejerciten los músculos de las piernas. Caminar, correr, bicicleta, saltar a la comba, natación, etc. Encuentra tu momento del día en que te encuentres más activa, a ser posible, a primera hora de la mañana ya que es cuando nuestras piernas están más ligeras.

7- Evita cruzar las piernas cuando estés sentado, así como ir cambiando de postura.

8- Evita estar mucho rato de pie sin moverse. Lo importante es siempre estar en movimiento.

9- Aplica duchas de agua fría en las piernas.

10- Evita la exposición excesiva al sol y demás fuentes de calor, ya que esto tiene un efecto vasodilatador sobre los capilares sanguíneos, lo que dificulta más la circulación.

11- Masajea las piernas con geles de efecto frío, específicos para piernas cansadas. Los encontrarás fácilmente en cualquier farmacia y parafarmacia.

12-Utiliza medias de compresión. Este tipo de elementos son diseñados específicamente para estabilizar el flujo y el tejido de las piernas. Lo ideal es usarlas cuando recomiende tu especialista.

Como en la mayoría de tratamientos, recuerda que para obtener resultados y notar una mejora notable, es fundamental que sigas estos sencillos consejos a diario y de forma constante. Si aún así, notas que la circulación de tus piernas no mejora, lo más recomendable es que acudas a un especialista para que él tome una decisión sobre qué tratamiento para tu caso.

¡Aquí encontrarás muchos otros consejos para aliviar la mala circulación de las piernas!

Fuentes 1 2  

Deja una respuesta