Alimentos integrales, verdades y mentiras

alimentos integrales, verdades y mentiras

¿Eres de los que cree que los alimentos integrales son más saludables y light? Son muchas las personas que lo primero que hacen al iniciar una dieta de adelgazamiento es cambiar, por ejemplo, el pan blanco por el integral, pensando que con ello lograrán adelgazar más rápidamente porque contienen menos grasas. Pero, ¿es eso cierto?

En Club Salud 24h queremos despejar todas las dudas sobre los alimentos integrales y aclarar sus verdaderas propiedades y beneficios para nuestra salud. Porque, lo cierto, es que los alimentos integrales sí resultan mucho más saludables para nuestro organismo, lo que no significa que en sí mismos te ayuden a perder peso. ¡Veamos!

1- Los alimentos integrales solo aportan fibra. FALSO. Con el nombre de “integrales” se denomina a aquellos cereales y legumbres que no han sido refinados. Pero las propiedades de este tipo de producto superan en mucho al aporte de fibra (de por sí muy bueno). Todo alimento integral tiene fibra, pero no todo alimento con fibra es integral.

2. Los alimentos integrales hacen adelgazar. FALSO. La fibra contenida en los productos integrales aumenta el volumen y el valor de saciedad de la dieta, y contribuye como herramienta indispensable en el tratamiento de la obesidad, pero no ayuda a adelgazar por sí sola.

3. Los alimentos refinados solo mantienen el almidón. VERDADERO. Los productos refinados sólo tienen el almidón. Cuando consumimos pan o arroz blanco,s por ejemplo, obtenemos la energía del almidón, pero perdemos la fibra y las vitaminas B1 y B2 presentes en el germen y en el salvado de los granos, que favorecen el metabolismo.

4. No es bueno incorporar de golpe mucha cantidad de fibra a nuestra dieta. VERDADERO. Si venimos de una dieta que no incluye alimentos integrales ni frutas o verduras frescas, no es conveniente incorporarlos de golpe. En este caso, corremos el riesgo de sobrepasar la cantidad de fibra recomendada por los expertos en nutrición, y tener trastornos gastrointestinales, flatulencias o episodios de diarrea.

5. Los alimentos integrales solo pueden ser los cereales. FALSO. Si bien es cierto que las principales fuentes son los granos (trigo, arroz, avena, maíz y cebada, entre otros), las legumbres también pueden ser consideradas dentro del grupo de alimentos integrales. Las más utilizadas son las lentejas, las habas, los garbanzos…

Y como hemos visto con los alimentos integrales, lo cierto es que la magia del marketing y la publicidad nos han hecho creer que la comida saludable hace milagros en nuestro organismo: adelgazan, queman grasas, nos quitan el hambre o, incluso, nos hacen más felices.

Sin embargo, la mayoría de los mitos sobre la alimentación saludable resultan ser falsos. Aquí te dejamos una pequeña muestra de algunos de ellos, ¿te resultan familiares?

– Las ensaladas de los restaurantes “fast food” son una opción muy saludable.

– Los productos 0% son más sanos.

– Las galletas son mejores que el pan.

– Las barritas de cereales sirven para bajar de peso y quitar el hambre.

– Cualquier alimento light es integral.

– El pan integral no engorda, mientras el pan blanco sí.

Y tú, ¿consumes alimentos integrales para seguir una dieta equilibrada? Es una opción muy acertada, sin embargo, no olvides que los alimentos integrales no son en sí mismos un método de adelgazamiento y que, para lograrlo, debes llevar una dieta sana en términos generales y, por supuesto, hacer ejercicio físico de manera regular.

Si tienes dudas sobre cómo consumir ciertos alimentos o si necesitas empezar una dieta equilibrada para bajar, mantener o subir de peso, no dudes en consultar a nuestros expertos en nutrición y dietética de Club Salud.

Tras una entrevista previa y un estudio personalizado de tu cuerpo y tus hábitos de alimentación, te ayudarán a conseguir tus objetivos y te darán todas las pautas que  necesitas para lograrlo con éxito. Pide tu primera visita llamándonos al 963 69 57 22 o escribiéndonos a benimaclet@clubsalud24h.com

Deja una respuesta